Solo el domingo llovió más que durante todo el mes de febrero

La cantidad caída superó los 50 litros por metro cuadrado y tan alto volumen en poco tiempo provocó diversos problemas


vilagarcía / la voz

Hace apenas una semana estábamos de manga corta y haciendo planes para comenzar la temporada de la playa, pero la primavera es así, caprichosa ella, y el domingo se abrieron los cielos y el agua fue la gran protagonista de la jornada.

La del sábado ya había sido una jornada complicada, con fuertes chaparrones, y con el sol peleando por hacerse un hueco entre las nubes. Sin embargo, todo iría a peor al día siguiente. Tras una mañana lluviosa pero sin exageraciones, de repente se hizo el diluvio y solamente faltó Noe en su arca para completar un panorama de puro invierno. De los de antes. La estación que la agencia estatal de meteorología (AEMET) tiene en Vilagarcía registró un total de 56,2 litros por metro cuadrado, de los que 38,6 se recogieron en el tramo horario que va entre las seis de la tarde y las doce de la noche. Fue ahí cuando realmente la lluvia cayó con toda su intensidad y llegó a provocar pequeñas inundaciones en el casco urbano de Vilagarcía.

La cantidad de lluvia que se recogió en la húmeda jornada dominical fue un registro más que importante. La propia AEMET recoge en sus apartados estadísticos que todo lo que supera los 40 litros por metro cuadrado en una jornada es un registro poco habitual.

Así sucedió. En la estación de Meteogalicia en Corón se recogieron 47,8 litros por metro cuadrado. Menos que en Vilagarcía, donde jarreó de lo lindo, pero una cantidad suficiente como para superar los registros que se obtuvieron durante el mes de febrero. Es decir, solo el pasado domingo llovió más que en todo el mes de febrero, cuando en la estación vilanovesa quedaron registrados 43,2 litros por metro cuadrado.

PP y En Común

Tanto el Partido Popular como Vilagarcía En Común salieron ayer a la palestra a raíz de las inundaciones del pasado domingo. Alfonso Gallego acusa a Alberto Varela de negligente. «No se puede pedir que un alcalde se niegue a poner soluciones por el capricho de preferir obras estéticas que nadie pide a problemas estructurales», apunta el candidato popular.

En Común, por su parte, demanda un plan que soluciones las inundaciones en Vilagarcía e incide también en los «miles de euros gastados nunha obra innecesaria que foi un simple capricho impulsado por un rexedor con afán de deixar a súa marca».

Pequeñas inundaciones en Vilagarcía y temor ante la alerta amarilla que se activó para la noche de ayer en las Rías Baixas

No habían buenos augurios para la tarde de ayer en la comarca de O Salnés. En todas las Rías Baixas, en realidad. Una alerta amarilla por lluvias, cuyo comienzo estaba fijado para las seis de la tarde, y la pleamar no invitaban al optimismo ante lo que pudiera suceder.

El recuerdo estaba fresco. Apenas unas horas antes las aguas tomaron varias partes de a ciudad, ayudadas por las fuertes precipitaciones, la marea y por el habitual descuido de los ciudadanos, que suelen tirar por las tuberías todo tipo de elementos que deberían tener un final más adecuado que las cañerías de la ciudad.

Lo cierto es que los ingredientes se juntaron en la noche del domingo y fueron varios los lugares de Vilagarcía que sufrieron pequeñas inundaciones. Algunas zonas ya son escenarios habituales. En Rey Daviña el agua volvió a llegar hasta los tobillos y circular en coche por Rosalía de Castro exigía también una notable dosis de prudencia. Zonas de As Carolinas y de Vilaxoán también se vieron afectadas por la invasión acuática, que obligó a trabajar a los servicios de emergencias. Afortunadamente, sin incidencias de especial gravedad.

Si las importantes precipitaciones del domingo, y las inundaciones subsiguientes, cogieron por sorpresa a más de uno, la alerta de ayer estaba más que clara. La hora prevista para que las nubes comenzaran a descargar con fuerza era las seis de la tarde. Sin embargo, y al menos hasta el cierre de esta edición, las precipitaciones caídas sí destacaron por algo fue por su tibieza.

Incertidumbre primaveral

El aviso, de todas formas, se extendía hasta la jornada de hoy, con lo que las precauciones deberán mantenerse durante varias horas más. El pronóstico, húmedo pronóstico, mantiene la amenaza de precipitaciones durante alguna jornada más con la incertidumbre que añade la primavera para estas cosas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Solo el domingo llovió más que durante todo el mes de febrero