La Federación Gallega se vuelca con Abalo y el Arousa ante el caso de Pepe el utillero

El ente autonómico cubre parte de sus gastos de defensa legal, y prepara acciones para reunir fondos con los que cubrir las cuantiosas indemnizaciones a las que se exponen por la vía penal


vilagarcía / la voz

«A Real Federación Galega de Fútbol vai empregar todos os resortes ao seu alcance para axudar o Arousa e o seu presidente, Manolo Abalo». El presidente de la RFGF, Rafael Louzán, compareció a última hora de la tarde del jueves ante la prensa junto a parte de su directiva y la del club vilagarciano en el local social de este último. Lo hizo para trasladar el compromiso de su ente con la defensa de una sociedad deportiva a las puertas de un juicio en el que el Arousa podría llegar a ser condenado a una indemnización de 400.000 euros a José Manuel García Bello, durante varios años utillero arlequinado, y su presidente, Manolo Abalo, a tres años de cárcel en calidad de responsable civil del accidente del 9 de abril del 2015 que acabaría derivando en la incapacidad laboral del demandante. Una situación que Louzán califica de «máxima gravidade», desatando la «preocupación de todo o fútbol galego», y que lleva a la Federación a su apoyo cerrado a la gestión de Abalo, que «colleu un club nunha situación delicada e hoxe é un club saneado».

Louzán comunicó que la Federación pasa a asumir parte del coste de la defensa legal del Arousa y de Abalo, calificando su situación de injusta, y recordando que fue un trabajador del Concello de Vilagarcía, titular del campo de A Lomba, quien subió en su día a José Manuel García a una de sus cubiertas, desde donde se desplomó desde una altura de 6 metros sobre una bancada escalonada de hormigón cuando intentaba recoger unos balones.

El presidente de la RFGF informó de que son muchos los clubes gallegos que le han transmitido su deseo de ayudar al Arousa, cuya situación procesal atribuye a una deficiente legislación deportiva, y adelantó que se trabaja en acciones que materialicen esa solidaridad en recursos a favor del club, incluyendo al fútbol profesional gallego. Y aunque no desveló detalle, las palabras de Louzán sonaron a un posible partido amistoso entre Celta y Dépor, en busca de una taquilla que pueda cubrir los posibles añadidos a los alrededor de 200.000 euros que, recordó el propio Abalo, lleva ya desembolsados el Arousa a raíz de las sucesivas sentencias en su contra. Con el grueso del dinero destinado al pago de la pensión del período de incapacidad temporal de Pepe el utillero, y a la capitalización de la pensión por incapacidad total requerida por la Seguridad Social en base a un cálculo de 82 años de promedio de vida para un varón español. El Ministerio Fiscal, se informó en la rueda de prensa, pide otros 150.000 euros y dos años de prisión para Abalo; y Pepe el utillero a través de su representante legal 400.000 y tres años en prisión en un juicio cuyo inicio prevé el abogado del Arousa para junio o julio. En el caso del dinero, con el Concello y la Fundación de Deportes como corresponsables civiles. A todo ello hay que sumar un recargo de unos 15.000 euros en el caso de la pensión recurrido por el club.

En este punto, Rafael Louzán empleó la ocasión para «pedirlles sensibilidade ao goberno de Vilagarcía e a todos os grupos municipais» de la localidad, reiterando la intervención de un operario municipal en el accidente laboral de Pepe el utillero en un recinto titularidad del Concello, y subrayando que la situación se produjo en el entorno de una entidad deportiva, no empresarial. Un abatido Abalo agradeció el firme apoyo de la Federación, rompiendo a llorar al final de sus palabras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Federación Gallega se vuelca con Abalo y el Arousa ante el caso de Pepe el utillero