Velatorio y entierro conjunto para víctima y verdugo del primer crimen machista en Galicia del 2019

AROUSA

Por expreso deseo de sus hijos, el matrimonio del crimen de Setecoros comparte en todo su despedida

14 mar 2019 . Actualizado a las 09:43 h.

Esta tarde, a las seis, María José Aboy y su marido, Javier Bello, recibirán sepultura en el cementerio parroquial de Carracedo, en Caldas de Reis. Lo que hay de excepcional en este entierro conjunto es que Bello acabó con la vida de su mujer, el domingo, en la vivienda que ambos compartían en la parroquia valguesa de Setecoros, para suicidarse a continuación. Es el primer crimen machista que se comete en Galicia este año.

Por expreso deseo de sus dos hijos, los dos han sido velados juntos y serán despedidos en una misma ceremonia, tal y como refleja la esquela funeraria, en la que no se recoge en ningún caso las circunstancias que acompañan a este suceso.

Los asesinatos machistas dejaron veinte huérfanos en Galicia en los últimos seis años

María Santalla

El primer crimen machista del año, el que este domingo rompió la tranquilidad de la parroquia de Setecoros en Valga, dejó dos muertos -la víctima y su asesino, que se suicidó después de matarla- y dos huérfanos, los dos hijos del matrimonio. Con ellos se eleva a veinte la cifra de menores de 30 años que han perdido a sus madres, asesinadas por sus parejas o exparejas, desde el año 2013, según los datos de los que dispone la Secretaría Xeral de Igualdade de la Xunta. Catorce de ellos eran menores de edad.

Seguir leyendo