Vilagarcía / La Voz

Dos veces sonó Sea Lion Woman, la canción que Juan Acha hace sonar por los altavoces de A Lomba cada vez que Sylla marca un gol, y eso bastó para cerrar -al menos de momento- la crisis del Arousa y para ahuyentar al fantasma de la pelea por la permanencia, que amagaba con aparecer. Los dos tantos del pichichi y las paradas de Táboas frustraron a un Silva que lo intentó, pero al que le faltó el acierto que tuvo su rival.

Entró muy activo al encuentro el Arousa, con buenas combinaciones y la sensación de querer ir a por el partido. Chiqui dio el primer aviso en el minuto once, pero el Silva no se arredró. Cardelle tuvo una buena ocasión en el área, que no supo culminar, y poco después Marcos Gómez obligó a Táboas a realizar su primera intervención de mérito. Parecía, en esos momentos, que el conjunto coruñés le había cogido el aire al partido. Sin embargo, una combinación por la derecha entre Chiqui, Javi Otero y Carlos Torrado acabó con un centro que Sylla remató a la red.

Un tanto importante porque permitía al Arousa ponerse por delante en el marcador, algo que no suele suceder en la presente temporada, y fue el prólogo de un cuarto de hora bastante bueno del equipo local, que rondó en un par de ocasiones el segundo gol. Este llegaría, finalmente, a la media hora. Fue una réplica del primero. Internada de Carlos Torrado por la derecha, centro al corazón del área y Sea Lion Woman sonando de nuevo a todo volumen en A Lomba.

Todo parecía controlado para el Arousa, pero el encuentro pudo dar un vuelco poco después. Marcos Gómez tuvo un mano a mano con Manu Táboas en el que salió vencedor el portero.

Las paradas de Manu Táboas

Tras el descanso, el Silva salió muy decidido a acosar la portería de Táboas. Joni dio el primer aviso y tras un disparo de Suso al palo llegó otra oportunidad clarísima para el Silva, en la que el portero del Arousa volvió a lucirse, en esta ocasión ante Angulo.

El conjunto visitante dominaba la posesión ante un Arousa que parecía cómodo agazapado, a la espera de cazar alguna contra en la que sentenciar el encuentro. Y apareció en el minuto 80, cuando Luis García marcó el que debía ser el tanto de la sentencia.

Parecía que estaba todo resuelto, pero surgió la jugada tonta de la temporada, cuando el colegiado decretó penalti por una supuesta agresión de Manu Táboas a Ínsua. La pena máxima la marcó Joao Paulo y elevó la moral del Silva, que resucitó cuando parecía que ya no le quedaban esperanzas.

El Arousa, además, vio como Manu Rodríguez se lesionaba, con lo que tenía que jugar los últimos minutos con un elemento menos sobre el terreno de juego. El Silva lo intentó y estuvo un par de veces con el balón controlado dentro del área de Manu Táboas. Un segundo tanto en una de esas acciones probablemente habría provocado que aparecieran los nervios en los locales, pero no sucedió y los puntos se quedaron en A Lomba.

Arousa (3): Manu Táboas, Carlos Torrado, Suso, Trapero, Pacheco (Iago Martínez, min 64), Javi Nogueira, Javi Otero (Mou, min 77), Manu Rodríguez, Sylla, Luis García y Chiqui (Quique Cubas, min 85).

Silva (1): Damián, Lema, Toni Ínsua, Fiuza, Cardelle, Mauro (Joao Paulo, min 60), Tiago (Souto, min 60), Aarón (Pedrito, min 60), Angulo, Marcos Gómez y Joni.

Goles: 1-0, min 17: Sylla. 2-0, min 31: Sylla. 3-0, min 80: Luis García. 3-1, min 83: Joao Paulo, de penalti.

Árbitro: González Blanco. Amarillas a Táboas, Pacheco y Manu Rodríguez en los locales, y a Joni en los visitantes.

Incidencias: Floja entrada en A Lomba, con alrededor de 500 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sylla frena la crisis del Arousa