El pleno de Cambados necesita un reloj

Por tercera vez, la sesión se interrumpió a medianoche sin completar el orden del día


cambados / la voz

No hay dos sin tres, al menos en los plenos de Cambados. El viernes a medianoche, la alcaldesa tuvo que levantar la sesión, de nuevo, sin haber completado el orden del día por falta de tiempo. Antes ocurrió en el pleno ordinario de noviembre -el de diciembre fue muy breve a consecuencia del luto institucional por el naufragio del Sin Querer Dos- y antes en el de octubre. ¿El motivo? Las intervenciones eternas de algunos concejales, que alargan sus argumentaciones más de lo necesario.

Ocurrió el viernes a propósito de la moción del PP sobre la policía local. Los populares pedían que se restaure el servicio nocturno; el concejal delegado José Ramón Abal aprovechó su turno de palabra para colar un repaso a todas las gestiones en materia de ordenación del tráfico realizadas en los últimos meses; recogió el testigo Xurxo Charlín para hablar de seguridad y Luis Aragunde volvió a reenganchar. Un único punto consumió una hora. Quedaban todavía tres mociones por delante por debatir -dos de ellas heredadas de convocatorias anteriores-, que seguirán pendientes para la sesión ordinaria de febrero.

En teoría, según el reglamento municipal, los concejales que ejercen la portavocía de cada grupo disponen de cinco minutos para su primera intervención y de 2,5 minutos para la segunda, aunque pocas veces se cumplen estos tiempos. Los más escuetos suelen ser Fátima Abal y Víctor Caamaño. Abal, Aragunde y Charlín son los que más divagan.

En el gobierno local empiezan a tomar nota de la situación y ya hablan de buscar soluciones. En el Concello de Vilagarcía, por ejemplo, tienen un reloj que avisa a los intervinientes del tiempo que han consumido, y en cuanto se agota, el alcalde puede instarle a «ir rematando» para que agilicen su discurso. En el salón de sesiones de Cambados no hay reloj con temporizador, pero podría haberlo, y más ahora con las prestaciones que ofrece el nuevo sistema de grabación de audio y vídeo que, precisamente, se estrenó el viernes, con algún fallo técnico en los minutos iniciales.

Del tema se habló en un corrillo de concejales al terminar el pleno y se va a estudiar, según informa el concejal Xurxo Charlín. Aunque la medida ya cuenta con detractores. El PP se opone. Su portavoz, Luis Aragunde, reconoce que las intervenciones, en ocasiones se alargan demasiado porque «hai quen vai vender o seu libro», pero considera improcedente cortar el debate de asuntos importantes. «Os concelleiros cobramos cen euros por pleno, hai moita xente que non os gaña e toda a xornada», indicó.

La corporación hace un frente común para condenar que se utilice el término «Fariña» para referirse al municipio

El detonante fue una publicación en prensa referida al club de fútbol Juventud

Lo dijo el concejal del BNG, Víctor Caamaño. «A historia recente de Cambados foi a que foi e ninguén pode cambiala». Sito Miñanco y Laureano Oubiña nacieron e hicieron fortuna en esta tierra y esa realidad ha llegado a miles de hogares en España gracias a la exitosa serie «Fariña». Pero lo que sí se puede hacer, y así lo hizo el viernes por la noche el pleno de Cambados, es vigilar y actuar contra quienes intentan que esa marca se afiance en el mensaje mediático.

El diario Marca publicó el pasado noviembre una noticia en la que se refería al club Juventud Cambados como el Fariña Fútbol Club, en una clara alusión a la relación que en su día tuvo la entidad con Sito Miñanco. La reacción del club no se hizo esperar y se dirigió a este medio de comunicación para pedir una rectificación inmediata. Desde la esfera política también se reaccionó, en este caso por parte del PP, presentando una moción al pleno por la que se expresa el rechazo a este tipo de expresiones y se pide la correspondiente rectificación. Por diferentes aplazamientos, la moción no se debatió y votó hasta el viernes, con el resultado esperado.

La propuesta fue respaldada por unanimidad con el argumento de que referencias como esta no solo perjudican al club deportivo sino también a todo el municipio, que en los últimos años ha conseguido importantes logros en materia turística. Por ello, a la corporación no le basta con una rectificación, que de hecho ya se produjo por parte del diario, según se desveló ayer en el pleno. Reclaman, además, una disculpa ante el club y ante el Concello, y que hagan lo propio los demás medios que han utilizado la «desafortunada» referencia. El BNG, aun estando de acuerdo con el fondo del asunto, hizo constar sus dudas respecto a que este tipo de iniciativas sean realmente eficaces a la hora de lavar la imagen de Cambados, pues no dejan de darle publicidad al problema. En su opinión, la queja debería canalizarse por vías internas o, llegado el caso, por la vía judicial. No obstante, el grupo se alineó con el resto de los grupos y apoyó la moción.

El club de fútbol no es el único que ha sufrido el estigma de «Fariña». Desde algunas esferas del ámbito turístico empieza a hablarse de Cambados como la tierra de los narcos y ya hubo alguna publicidad sobre una excursión a las Rías Baixas que se anunciaba como la «Ruta da Fariña».

El BNG considera que llevar estos asuntos a pleno deteriora aún más la imagen de la villa

El PP fuerza un acuerdo para que se restablezcan las patrullas nocturnas

El pleno aprobó por unanimidad una moción solicitando una solución para la residencia Valle-Inclán de Vilanova y otra en relación a la flota artesanal, a instancias de la cofradía. El consenso se rompió, como cabía esperar, con la moción del PP por la que pide que se restablezcan las patrullas nocturnas de la policía local. Pese a estar en minoría, la moción salió adelante porque el cuatripartito se abstuvo. Luis Aragunde calificó de bochornoso y de tomadura de pelo la postura del gobierno local y dice que va a exigir que se cumpla la moción. Por su parte, el equipo de Fátima Abal sostiene que no hay agentes suficientes para cubrir los turnos de noche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pleno de Cambados necesita un reloj