La reforma de las casas modernistas de A Illa creará un gran espacio peatonal

Permitirá completar la recuperación de una zona de 13.500 metros cuadrados, llena de edificios de servicios


a illa / la voz

Hace ya algunas semanas que en A Illa comenzó la reforma de las casas modernistas. De las viviendas conocidas como O Campaneiro, Dona Tomasa y Goday. Es esta una obra en la que el equipo de gobierno lleva años trabajando y que, además, permitirá poner punto y final a la completa recuperación y transformación de un espacio de 13.500 metros cuadrados que comenzó con la construcción de la nueva casa consistorial. Los trabajos recibieron ayer la visita de la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, quien destacó la importancia de un proyecto «que prevé a recuperación do espazo público para o uso das persoas», argumentó. La obra permitirá, además, crear una gran zona peatonal que comunicará dos zonas de la localidad que dan al mar.

«Esta vai ser a gran revolución que vai cambiar todo este entorno». Así definía ayer Silva el proyecto de recuperación de estas tres viviendas, y de los jardines que las rodean. «Os recursos públicos, que son da xente, teñen que servir para estas cousas. Para crear máis dotacións e máis espazos verdes», insistió. Felicitó al Concello por su iniciativa y por haber peleado porque el proyecto saliera adelante. También al arquitecto, Manuel Gallego, «polo enorme compromiso que ten coa nosa historia e porque é consciente de que temos que recuperar todo aquilo que outras xeracións foron deixando», añadió. Y destacó, sobre todo, que la obra «vai crear un gran espazo de comunicación entre os dous lados que dan o mar e vai deixar de haber muros que impidan esa comunicación».

Los trabajos para la reconstrucción de las tres casas modernistas cuentan con un presupuesto de 2,6 millones de euros, de los que la Diputación financia una buena parte. 1,5 millones salen del Plan de Reequilibrio, además de que el municipio destinará tres anualidades del Plan Concellos a estas obras. El resto, 160.000 euros, saldrán de fondos propios. Las obras comenzaron a principios del mes de diciembre y cuentan con un plazo de ejecución de doce meses.

Edificios de servicios

La reforma ha empezado por la demolición de la parte interior de las casas, que se encontraba en muy mal estado. Las tres será rehabilitadas tratando de conservar su imagen original, aunque sus usos serán diferentes. En la casa número uno se va a construir una sala de exposiciones, con salas de reuniones para poner a disposición de las entidades culturales de la localidad. La vivienda número tres será un club de jubilados, una infraestructura por la que la tercera edad lleva años esperando. Y la número cinco acogerá la biblioteca municipal, con un espacio de lectura para los más pequeños y otro para los mayores, relató ayer el alcalde, Carlos Iglesias. «Este é un proxecto que levamos loitando moitos anos e que nos permitirá pechar a recuperación dun espazo de 13.500 metros cadrados nos que tamén están a casa do Concello, o museo e o auditorio», argumentó.

La presidenta de la Diputación destaca el impacto que este proyecto tendrá en la localidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La reforma de las casas modernistas de A Illa creará un gran espacio peatonal