Los trescientos ángeles motorizados de Merchi Álvarez

La concentración motera organizada en Cambados para dar visibilidad a la AME fue todo un éxito


cambados / La voz

La atrofia muscular espinal (AME) no ha logrado robarle a Merchi Álvarez ni la sonrisa, ni las ganas de devorar la vida. Esta cambadesa, que fundó GaliciAME para dar a conocer una enfermedad de la que nadie había oído hablar, parece haber contagiado su entusiasmo a todos aquellos con los que se cruza en su camino. Eso ha hecho crecer a su ejército aliado, tal y como volvió a quedar demostrado en la plaza de Alfredo Brañas (Cambados). Ese espacio fue la sede de la concentración motera que logró reunir a más de trescientos vehículos de dos ruedas, que secundaban una propuesta de Os huevóns ruterios y el club Motos Vellas do Salnés. Además del rugido de esas motos, de la empanada y las cervezas que se despacharon en Alfredo Brañas, de los dulces y de los calendarios vendidos, en esta jornada solidaria participó, además, el niño Yael Rey, un rapaz de siete años que ya es todo un campeón gallego.

Merchi asistió a todos los actos con su sonrisa siempre puesta. Ni en sus mejores previsiones, dijo, contaba con alcanzar semejante éxito de participación. Será que su causa bien lo vale.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los trescientos ángeles motorizados de Merchi Álvarez