O Salnés y el Baixo Ulla tiritan de frío

Las temperaturas bajan hasta los cero grados y las heladas provocan problemas


vilagarcía / la voz

Hace justamente un año, O Salnés y el Baixo Ulla disfrutaban de unas temperaturas nocturnas muy suaves para esta época. Los termómetros no bajaban de los diez grados a principios de enero y a Melchor, Gaspar y Baltasar hasta es probable que les sobrara la capa con tanto braceo para tirar los caramelos durante la cabalgata. 365 días más tarde, la situación es radicalmente opuesta. Las noches son gélidas y la comarca tirita de frío en una dinámica que parece que se mantendrá en los próximos días y que, al margen de obligar a ir bien abrigados al encuentro con Sus Majestades de Oriente, está provocando una multitud de pequeñas incidencias durante las últimas horas por unas heladas que tardan en derretirse.

La mínima en A Armenteira

El termómetro que la estación que Meteogalicia tiene en Tremoedo bajó de cero grados la pasada noche. Fue a las ocho y media de la mañana cuando marcó -0,1 grados en lo que fue la temperatura mínima de la jornada. La de A Armenteira marcaba -1,1 grados a la misma hora, mientras la de A lanzada señalaba 0,7 grados positivos. Una temperatura gélida pero que, bien es verdad, todavía está lejos de alcanzar los registros históricos. Los que tiene esa estación de Tremoedo se remontan hasta el 2002 y en varias ocasiones se han alcanzado temperaturas inferiores en los últimos años. La más baja, la que se produjo el 9 de enero del 2016, cuando se alcanzaron los -2,3 grados en la mínima. En marzo del 2015, el termómetro descendió hasta los -2,2 grados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Salnés y el Baixo Ulla tiritan de frío