Seis certezas y cuatro suposiciones en el pelotón ciclista gallego

Veloso, Marque, Delio, Daniel López y Sánchez repetirán escuadra, Mota se estrena en el Mortagua, y Torres ultima su contrato en Francia


La Voz

Seis corredores confirmados, y otros cuatro con visos de serlo en cuestión de días, o incluso horas. Galicia encara el inicio del 2019 con la corta nómina de ciclistas en el pelotón profesional que una década de crisis económica ha convertido en norma. Con los incombustibles Gustavo César Veloso y Álex Marque sirviendo una temporada más de referentes sin aparente relevo generacional junto al veterano, si bien más joven, Delio Fernández. Los tres tienen ya su puesto asegurado en el gran pelotón, como el coruñés Daniel López, el ponteareán Christian Mota y el cambadés Ángel Sánchez.

Gustavo César Veloso cumplirá 39 años en el primer mes del 2019 renovado en la misma estructura de equipo en la que viene compitiendo desde el 2013, reforzada en el 2016 por la alianza de su patrocinador principal, W52, y el F.C. Porto. El vilagarciano afronta este nuevo curso con ilusión renovada tras el salto de categoría de su escuadra, que el mes pasado recibía de la UCI la licencia continental profesional, el segundo escalón mundial.

En la misma categoría se moverán Delio Fernández y Daniel López. A sus 32 años, el moañés cumple el segundo y último año de su actual contrato con el Delko Marseille, en una cuarta temporada en el equipo galo que quiere aprovechar para quitarse la espina de aquel virus que cortó su progresión en el 2018, pese a lo cual firmó un séptimo puesto en la Vuelta a Turquía, prueba World Tour, y el segundo en la etapa reina de la Vuelta a Almati, en Kazajistán.

Daniel López, por su parte, vivirá su cuarto año en el Burgos BH, en el que en el 2018 saboreaba la victoria en una de las etapas del Tour de Quinghai en carreteras chinas. Como Fernández, el coruñés, de 24 años, cumple el segundo y último año de un contrato plurianual; y como Delio y Veloso, trabajando para ayudar a que sus equipos consigan una de las cuatro invitaciones disponibles en alguna de las tres grandes vueltas.

El estradense Álex Marque renovó por el Sporting Lisboa Tavira. Será su tercer año en el equipo continental, la tercera categoría del pelotón internacional. La misma en la que figura el también conjunto luso del Mortagua de Coímbra, que ha dado la oportunidad al joven Christian Mota (22 años) de estrenarse como profesional tras rodarse los dos últimos años en el Aldro Team, el proyecto Sub-23 de Manolo Saiz desaparecido al término de la última temporada, con el que ganó la general y la etapa reina de la Vuelta a Castellón en el 2018.

El cambadés Ángel Sánchez sigue en el W52-F.C. Porto de Veloso. Y el que casi tiene los dos pies en el pelotón profesional es el coruñés Pablo Torres, que tras siete años en el Burgos BH, y acabar de correr su primera Vuelta a España, se hallaría a punto de firmar por un equipo continental francés.

La Volta a Portugal

El paso de los años no hace más que acentuar el ascendiente que Gustavo César Veloso tiene entre el reducido grupo de profesionales gallegos, y entre el algo más numeroso colectivo de jóvenes que sueñan con emular un palmarés como el del vilagarciano, con una general de la Volta a Cataluña, dos de la Volta a Portugal y una etapa de la Vuelta a España en su extenso currículo. Dando por hecho el acomodo de Pablo Torres y Ángel Sánchez en el gran pelotón, Veloso comenta que «poderiamos facer un equipo galego para correr a maioría do calendario». Con los siete nombres apuntados, «poderiamos disputar unha Volta a Portugal para gañala», sostiene.

El corredor del W52-F.C. Porto va más allá, señalando que «cos profesionais do 2019, e con 3-4 elites e sub-23 que levan andando ben nos últimos anos», caso de Martín Bouzas, Martín Lestido, Samuel Blanco, o integrantes de esa «moi boa remesa do Froiz [...] poderíase facer un equipo galego profesional competitivo». Es más, resalta que «en case todos os equipos elite e sub-23 galegos hai un par de corredores que servirían para o profesionalismo se lles deran a oportunidade e o tempo, porque un ciclista non chega á madurez ata os 27-28 anos».

«En Galicia», continúa Veloso, «sempre houbo bos ciclistas, pero non teñen onde ir». En la misma línea se manifiesta Delio Fernández: «O número de ciclistas profesionais galegos é pouco alentador, debido á falta de oportunidades». Solo que el moañés añade un elemento para la esperanza: «Afortunadamente o ciclismo profesional portugués», tradicional refugio de los corredores galaicos, «está remontando, dando máis oportunidades».

El Guerciotti

Enrique Salgueiro está convencido de que su equipo, el Guerciotti-Kiwi Atlántico de Redondela, se convertirá en la primera semana del nuevo año en escuadra profesional con la expedición formal por parte de la UCI de la licencia continental que el director deportivo del conjunto gallego negoció con la Federación de Guinea Bissau. Un acuerdo que incluye la cesión de material deportivo desde Redondela al ente africano, y el fichaje del cinco veces campeón nacional de la excolonia portuguesa Quedutar Culala.

Es este uno de los ocho corredores confirmados por el momento en el primer proyecto profesional de una escuadra a la que Enrique Salgueiro quiere llevar un paso más allá en su quinta temporada de existencia. Además de un portugués, un chipriota y otros dos españoles, son tres los corredores gallegos que, en este momento, darían el salto al profesionalismo con el Guerciotti-Kiwi Atlántico. Los vigueses Daniel Rodríguez (20 años) y Samuel González (21), y el valdeorrés Fernando Lopes (24). El primero, incorporado del Supermercados Froiz y con pasado júnior en la Fundación Contador, y el segundo, reciente campeón de la general de la Copa Galicia de ciclocros, su especialidad.

Tras cuatro años apostando por un modelo de equipo élite y sub-23 atípico, con buena parte de su calendario en carreras UCI fuera de España, Salgueiro quiere darles a sus corredores «una oportunidad de que se rueden en el pelotón profesional» con acceso a más pruebas. No obstante, la modestia de los recursos económicos del Guerciotti-Kiwi Atlántico lo lleva a declarar que «si disputáramos más de 30 días de competición, estaría satisfecho».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Seis certezas y cuatro suposiciones en el pelotón ciclista gallego