Para entrar hay que dejar salir

El Arousa estudia traer algún refuerzo, pero eso implicaría dar alguna baja


vilagarcía / la voz

Había una cierta sensación de crisis en el entorno arlequinado tras los últimos resultados del Arousa, pero esa sensación se ha amplificado tras la derrota del domingo contra el Vilalbés. El mensaje oficial es que todavía hay tiempo para enderezar el rumbo, pero en las oficinas de Matosinhos se está ya trabajando para realizar alguna variación que ayude a elevar la moral de la afición, que parecía resignada tras el duelo del domingo, y a recomponer un equipo que parece ser menos consistente de lo que semejaba ser en los primeros encuentros de la temporada.

Esta semana está previsto que se produzca una reunión de la comisión deportiva del Arousa. El entrenador, Rafa Sáez, es el máximo responsable en esa parcela y él será quien tome las decisiones sobre el particular. Hay una premisa clara, eso sí. Para que se produzca algún fichaje deberá darse también alguna baja. Esa es, al menos, la primera intención que se maneja en la junta directiva. Una intención que llega pese a que desde el club se reconoce que, probablemente, sí que es cierto que quizás haya que hacer algo para revertir la dinámica en la que está inmerso el equipo.

El Arousa está ahora a ocho puntos de la cuarta posición, que ocupa el Compostela, y a catorce del líder Bergantiños, que cabalga imparable hacia el título. Los vilagarcianos, que habían comenzado la temporada de una manera espectacular, han pinchado sin ningún tipo de duda en el segundo tramo de la primera vuelta y suman únicamente dos victorias en los diez últimos partidos.

En un plantilla muy justa en efectivos, la grave lesión de Sidibe modificó la planificación y el día a día del Arousa. La solución de urgencia que se aplicó en un principio -colocar a Julio Rey en el medio del campo- y que salió bien, se fue complicando una vez las lesiones y las sanciones comenzaron a hacer de las suyas. Manu Rodríguez fue expulsado en el vestuario y ahí todo comenzó a complicarse porque, además, comenzaron a aparecer molestias en Luis García, Chiqui o Julio Rey, que se perdió los dos últimos partidos por una lesión. En un plantilla tan ajustada, donde, salvo en algún puesto determinado, está bastante claro quién va a ser titular y quién suplente, determinadas ausencias son clave.

Mucha gente echa la vista hacia la zaga, donde es verdad que el Arousa ha echado en falta en los últimos partidos un pelín de contundencia, pero hay quien en la junta directiva apunta hacia más arriba: Sylla lleva once de los 26 goles del equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Para entrar hay que dejar salir