Froiz empieza a construir la primera de las naves que levantará en Barro

Se trata de un plataforma para congelados con una superficie de 4.400 metros cuadrados


pontevedra / la voz

La palabra de Magín Froiz se cumplió. En mayo de este mismo año, cuando el fundador de la cadena alimenticia Froiz firmó, con la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, la compra de dos nuevas parcelas en el polígono de Barro, dijo que quería que las primeras obras estuviesen en marcha antes de terminar el año. Y así fue. Froiz ya tiene en marcha la construcción de la primera nave, que cuenta con la obligatoria licencia por parte del Concello de Barro. Se trata de una especie de avanzadilla de los proyectos previstos por la empresa en el polígono; una plataforma para congelados con una superficie de 4.400 metros cuadrados.

En el polígono de Barro, al que le costó mucho dejar de parecer un desierto porque se urbanizó en plena crisis, todo el mundo está pendiente de Froiz. ¿Por qué? Lo decía un empresario recientemente: «Porque cando Froiz estea aquí todo vai ser distinto, isto vai ter un impulso grande e a chegada dos servizos será máis rápida. Agora para poñernos fibra ou calquera cousa tardan, xa verás como ao vir Froiz todo vai mellor», pronosticaba. Por eso a nadie le pasó desapercibido el primer síntoma de vida que hubo en sus parcelas, con la construcción de un enorme muro de piedra. Se levantó ya hace algún tiempo y desde entonces se esperaba que la siguiente novedad fuese la construcción de la primera nave. Ahora se da ese paso.

El Concello de Barro explicó que le dio licencia a Froiz para construir en una parcela de 9.594 metros cuadros -es de las que están fuera del muro de piedra- y que lo que se va a levantar es una nave congelador. La inversión, según los datos municipales, asciende a 867.000 euros.

Más movimientos

Con Froiz con una primera nave en obras, toca comprobar también qué ocurre en el resto del polígono. Lo cierto es que hay varias firmas más en plena construcción de sus instalaciones. Es el caso de Mariscos Alumar. Desde esta firma -una sociedad formada por empresarios con experiencia en la comercialización y transformación de productos del mar- señalaban ayer que ya tienen prácticamente rematada la nave y que ahora toca comprar mobiliario para comenzar la producción. ¿Cuándo estarán en marcha? Calculan que entre marzo y abril. Esperan crear veinte puestos de trabajo y tienen que ser escrupulosos con los plazos para no perder una ayuda del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

Mientras avanzan las obras en algunos solares, la Diputación, que es quien gestiona el polígono de Barro, intenta seguir vendiendo terreno. El último dato aportado por la institución provincial cifra en un 60 % la superficie industrial que ya fue vendida. Una de las últimas empresas en adquirir terrenos fue Transfrío, que se hizo con 3.017 metros cuadrados en el parque. En este caso, y siempre según lo dicho desde la Diputación, lo que va a hacer es montar una nave para servicios de logística de movimiento de pescado y marisco fresco, empaquetado y paletizado.

Entre las empresas más grandes que tienen solares o ya naves hechas en el polígono, además de Froiz e Hijos de Rivera -Estrella Galicia- están EDF Solar, Caenor, Gasóleos Xeve, Gescogra, González Cerqueiro, Frutas Moncho, Balvalen, Áridos de Curro o la estación de servicio de bajo coste. Asimismo, el polígono cuenta con un colorido edificio que da cabida al vivero de empresas provincial.

Un almacén de pintura y otro de madera obtienen licencia de actividad en Curro

En Barro, además del polígono industrial que gestiona la Diputación, hay otro parque empresarial en Curro. Es conocido por ser la zona industrial donde se ubica la ITV. El Concello también tiene novedades sobre esta zona. No en vano, acaba de darle licencia de actividad a dos firmas para que empiecen a trabajar en Sequeiros. Una de ellas es Dispaint Galicia S.L., que obtuvo permiso para abrir un almacén y tienda de pinturas. Igualmente, se le dio luz verde a la apertura de un almacén a Pontevedra Marín S.A., Pomasa, una firma que se dedica a fabricar posformados de calidad adaptados a los climas húmedos.

Las novedades aún van más allá con respecto a la actividad industrial en Barro. Porque el Concello también dio permiso de actividad a otra firma en el polígono que gestiona la Diputación. En este caso se trata de la nave construida por la empresa de autobuses Novas Rías, que será utilizada como aparcamiento para sus vehículos.

El proyecto de Lago Aves

Y hay otra empresa de Pontevedra que quiere extender sus tentáculos hacia Barro. Se trata de Lago Aves, que tiene sus instalaciones en el polígono de O Bao. No se quiere mudar, sino ampliar el negocio y montar una nueva nave en el polígono de Sequeiros, donde la firma ya cuenta con terrenos. Desde la compañía se señaló que se sigue trabajando en el proyecto, intentando agilizar los trámites y estudiando costes. La idea es que se pueda empezar en breve plazo de tiempo y que se construya en Barro una nave de alimentos procesados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Froiz empieza a construir la primera de las naves que levantará en Barro