Sanxenxo acude al BOE para cobrar multas por botellón y por orinar en la calle

A razón de 72 euros por persona, el Concello busca a los autores de hasta 45 multas, a los que hay que sumar otros cuatro más, dos a 90 euros y otros tantos de 100


sanxenxo / la voz

Sanxenxo quiere un turismo de calidad, donde convivan la diversión nocturna con el derecho al descanso de vecinos y turistas. Y el Concello no está dispuesto a pasar por alto a los infractores. Mano dura para poder asegurar que se evite la repetición de los comportamientos incívicos. Se persigue a los que orinan en la calle o los portales, los que hacen botellón en la vía pública, ruidos de noche con altavoces, fiestas sin permiso en casas, y situaciones parecidas. Como muchos de los sancionados no se dan por aludidos -por ejemplo, muchos no recogen las notificaciones por correo-, el Concello ha recurrido nuevamente al BOE para requerir el pago de esas multas.

Hay una cifra muy superior de multas impuestas por comportamientos incívicos, pero que no trascienden porque las multas las pagan por los cauces normales. Las listas publicadas esta semana se corresponden a aquellos a quienes no ha sido posible notificar. Si se tiene en cuenta la tipología de estas infracciones, la más comunes están relacionados con el reglamento de protección del medio ambiente, limpieza pública y recogida de basuras. A razón de 72 euros por persona, el Concello busca a los autores de hasta 45 multas, a los que hay que sumar otros cuatro más, dos a 90 euros y otros tantos de 100.

¿Qué se persigue? La clasificación es variada: fiestas sin permiso en casas particulares que causan alborotos nocturnos, botellón, ruidos de noche que no dejan descansar a los vecinos y convertir las calles en urinarios improvisados -esto es especialmente incomprensible en el entorno del puerto, porque los baños de Nauta no cierran de noche-. Para aquellos casos más extremos de ruidos, según la ordenanza municipal, las multas son mayores: 160 euros. En la lista del BOE hay 37 de estos casos.

No todo son sanciones a particulares. También están algunos locales que no tienen en cuenta la normativa municipal de ruidos. Tres establecimientos acumulan un total de 46 sanciones, de 150 euros. Los más graves elevan sus multas a 1.501 euros, mientras que la venta de alcohol a menores, conllevó en un caso la imposición de una multa por 3.006 euros y la venta ambulante se castiga con otros 1.501 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sanxenxo acude al BOE para cobrar multas por botellón y por orinar en la calle