«Estamos hartos de ir y venir; que nos digan ya qué va a pasar con nosotros»

Los pobladores que llevan 20 años en Berdón dicen que «nosotros ni les vendemos los terrenos a los que llegan, ni los empadronamos» en referencia a las nuevas familias que se están instalando en la zona


vilagarcía / la voz

La amenaza de demolición que pesa sobre tres viviendas, y la decisión del Concello de recurrir a la APLU, ha agitado la vida de quienes habitan en el poblado de Berdón. Francisco Raúl dos Reis, presidente de la asociación de vecinos creada en este lugar, reconoce que la ansiedad se ha convertido en una inquilina más. «Hace veinte años que estamos aquí. La gente ha comprado sus tierras, con mucho esfuerzo se han ido haciendo las casas... Y ahora quieren tirarlo todo abajo», relata. Tres viviendas están amenazadas ya de derribo. «Pero mañana pueden ser otras tres, y otras tres. Y la gente se pregunta qué va a pasar con las que se hicieron antes del 2010».

Entienden estos vecinos que pueda haber malestar por la llegada a la zona e nuevas familias, que se están instalando en camiones. «¿Pero qué culpa tenemos nosotros de eso?», se preguntan. «La culpa será de quienes les venden los terrenos. Y del Concello, que es el que los empadrona. Ahora, como no quieren que esta gente venga, vamos a acabar pagando nosotros», sentencian. Aseguran que ninguna administración, ni el Ayuntamiento ni la Xunta, están buscando una solución real para ellos. «Se echan la pelota de unos a otros, y ya estamos hartos de perder el tiempo en reuniones que al final no sirven para nada». Por eso están dispuestos a movilizarse. «Y si no nos dan algún tipo de respuesta, nos iremos para el Concello», argumentan.

Dar una solución al poblado de Berdón no es sencillo, ya que las viviendas allí existentes fueron construidas de forma completamente irregular. «Pero nosotros de aquí no nos vamos a poder ir. ¿Para dónde? Hasta hemos buscado casas para alquilar. Y por teléfono te dicen que muy bien, pero cuando vas a verla y te ven, ya empiezan los problemas. Que si nómina, que si pagar tres meses por adelantado...». Ir a pisos se les antoja imposible. Tanto por ellos, como por los vecinos, «que no nos iban a aceptar».

«Yo vivo aquí con mis hijos, tengo a mis padres, a mi abuelo que está enfermo... Necesitamos que nos digan algo ya, saber qué va a pasar con nosotros», concluyen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Estamos hartos de ir y venir; que nos digan ya qué va a pasar con nosotros»