El alcalde de Vilanova llama «chacha» a Carmela Silva y desata una tormenta

El popular Gonzalo Durán también se refirió a Abel Caballero como «anciano»

;
Gonzalo Durán sobre Carmela Silva: «Es la chacha para todo del anciano Abel Caballero» Las polémicas declaraciones del alcalde de Vilanova de Arousa (PP) sobre su homólogo vigués

Vilanova / La Voz

El alcalde de Vilanova de Arousa, el popular Gonzalo Durán, ha desatado una tormenta al anunciar que se presentará a las elecciones municipales del 2019. Que siga siendo el cartel electoral del PP no es noticia, ya que ocupa la alcaldía del concello arousano desde 1995, pero en su intervención pública de este viernes analizó cuestiones de actualidad sobre su municipio y en un momento dado se refirió a la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva (PSOE), como la «chacha para todo del anciano Abel Caballero».

Las palabras de Durán han enfurecido a la familia socialista, que se ha lanzado sobre el regidor y ha aprovechado todas sus intervenciones públicas para exigir al PPdeG una reacción contundente para reprobar al alcalde. La primera, por alusiones, fue la propia Silva, que anunció en O Grove que tomará medidas contra el alcalde de Vilanova y que lo hará para defender «los derechos de todas las mujeres». Todos los alcaldes socialistas pontevedreses pidieron a Feijoo que expulse a Durán, y en Santiago, el secretario xeral del PSdeG puso en entredicho el compromiso del Gobierno gallego y del PP con la igualdad de género. Gonzalo Caballero calificó las declaraciones como de «extrema gravidade», ya que, a su juicio, constituyen un ataque a la dignidad de las mujeres «e dos cargos públicos», y superan «o admisible».

El PP: «Son desafortunadas»

El PPdeG ha respondido, pero sin detallar si tomará alguna medida contra uno de sus regidores más veteranos. Para la dirección del partido, se trata de unas declaraciones «desafortunadas contra una persona que, por otro lado, ha hecho carrera del insulto y de la descalificación», en referencia a Silva. «Pero como en el PPdeG no somos como ellos, a nosotros sí nos desagradan estas manifestaciones», aclaran.

El propio Durán argumentó en su defensa que «el machismo que hay en esta historia es el del alcalde de Vigo, que manda en una mujer y no la respeta». Insistió en que «ella está supeditada a él y los dos le están haciendo un flaco favor a la igualdad de las mujeres». También aclaró que lo de llamarle «chacha» no es porque fuera mujer. «El componente de género no tiene nada que ver, si fuera un hombre sería un siervo», añadió sin retractarse.

Una relación desastrosa que ya ha llegado al juzgado

No es el alcalde de Vilanova un hombre que mida sus palabras y eso lo saben bien en su partido. Se caracteriza el regidor por tener una lengua descarnada que, sobre todo cuando está enfadado, arremete contra su víctima sin compasión, sea esta la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, o un alto cargo del Partido Popular. Claro que con la primera la relación ha sido desastrosa desde que ocupó el cargo. Tanto, que está a punto de llegar a los juzgados. Mañana lunes hay una vista porque la entidad provincial le denegó una subvención para construir una piscina municipal. Ayuda que, insiste, sí recibieron otros municipios. Así que no es esta la primera vez que Durán pone a Silva en su punto de mira. Quizás sí sea la que más ha elevado el tono, al llamarla «chacha para todo» del «anciano» Abel Caballero. Y así debió considerarlo también el regidor que, al ver el revuelo que se había formado por esta declaración, la matizó al día siguiente, aunque sin desdecirse en absoluto. Todo lo contrario.

Son incontables las veces que el alcalde de Vilanova ha cargado contra Carmela Silva desde que esta asumió la presidencia de la Diputación. De hecho, las críticas contra la viguesa son constantes en casi todas las convocatorias de prensa del regidor. A ella le recrimina actuar como una comisaria política a las órdenes del alcalde de Vigo, Abel Caballero, marginando a municipios en los que gobierna el PP, como Vilanova. A esa actitud obedece, según el regidor, la decisión de la entidad provincial de retirarle una ayuda que había comprometido el anterior gobierno provincial para mejorar una carretera en el municipio. Y también el hecho de que la Diputación paralizase la obra de construcción de un auditorio, que está financiando con fondos provinciales. Aún hay más afrentas, según Durán. Porque Vilanova fue uno de los municipios que no recibió las ayudas provinciales para construir una piscina municipal. Fondos que, se queja, sí fueron para otras localidades donde no gobierna el PP. «Los vecinos de Vilanova tienen los mismos derechos que los de Bueu, donde sí que se subvencionó la piscina», insistía esta misma semana.

Fue al hilo de esa intervención donde volvió a dejar caer su argumento: que Carmela Silva actúa al dictado de Abel Caballero y por eso los fondos provinciales se van, principalmente, a Vigo. El problema es que decidió ilustrar esta idea con una nada afortunada comparación. Silva, aseguró, «es la chacha para todo» del «anciano» Abel Caballero.

Tras el revuelo que estas declaraciones provocaron, Durán decidió ayer por la tarde volver a intervenir para matizar algunas de sus palabras, pero no para desdecirse, todo lo contrario. Sostiene el alcalde de Vilanova que «el machismo que hay en estas historia es el del alcalde de Vigo, que manda en una mujer y no la respeta por su cargo como presidenta de la Diputación». Es más, «ella está supeditada a él y los dos le están haciendo un flaco favor a la igualdad de las mujeres», insistió. Añade que es vox pópuli, «porque lo sabe toda Galicia y ellos presumen de ello» que «él manda y ella obedece y eso en el siglo XXI no se puede aguantar». Insiste también en que la edad de Caballero se está convirtiendo en un problema y, de hecho, considera que el PSOE ha montado todo este revuelo para desviar la atención de que el candidato de Vigo «no está en la edad» para volver a presentarse.

También sobre el uso que hace del calificativo «chacha» matiza Durán su intención. No considera que sea machista, pues si Silva fuera un hombre sería «el siervo» de Caballero. «El problema es el hecho, que él manda y ella obedece», insiste. Y no duda en reiterar que esta relación de sumisión entre presidenta y alcalde es «una vergüenza para los que creemos en la igualdad de género». Quien esperase una rectificación o una disculpa tendrá que seguir haciéndolo. Y seguro que no es esta la última vez que hay polémica. Al tiempo.

Silva: «As mulleres estamos fartas de machismos e de que se nos ataque por ser mulleres»

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, calificó ayer de «exabruptos» las declaraciones del alcalde de Vilanova y aseguró que «as mulleres estamos fartas de que machismos e de que se nos ataque por ser mulleres». Durante su visita a la Festa do Marisco do Grove, explicó que se va a tomar el fin de semana para «reflexionar e analizar que accións vou tomar, non no meu nome, senón no de tódalas mulleres». Instó también a los máximos dirigentes del PP, Alberto Núñez Feijoo y Alberto Rueda, a «que salgan hoxe a denunciar claramente este tipo de comportamentos». Actitudes que, insistió, son más graves porque provienen de «un representante público».

Silva aseguró que lo que molesta a Durán es «o cambio que sufriu a provincia nos últimos anos, porque chegamos para traer igualdade». Y apostó por combatir los insultos «con ideas, propostas e sorrisos». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El alcalde de Vilanova llama «chacha» a Carmela Silva y desata una tormenta