La falta de regulación en el mercado de Vilanova deriva en peleas, denuncias y acusaciones de extorsión

En Vilanova no se aplica ninguna ordenanza de mercados, de manera que la ocupación del suelo se realiza de forma discrecional

Acoso en el mercadillo de Vilanova Acoso en el mercadillo de Vilanova

vilanova / la voz

Elena Gómez muestra su brazo derecho para dejar testimonio de la conflictividad que se respira en el mercadillo de Vilanova. Los problemas con su vecina de puesto vienen de semanas atrás, pero fue el viernes día 21 cuando estallaron a porrazo limpio. Según consta en la denuncia que la primera presentó en la Policía Nacional, por la mañana, en el mercado, tuvieron sus más y sus menos, lo que obligó a intervenir a la policía local. Poco después, ambas se volvían a encontrar en Vilagarcía, pues se da la circunstancia de que comparten ciudad y barrio, y la tensión explotó, llegando a las manos. Elena Gómez sufrió varias contusiones, de las que fue atendida en el Hospital do Salnés. A las seis de la tarde acudía a la comisaría a presentar una denuncia y solicitar una orden de alejamiento. No será la única. La supuesta agresora también mostraba ayer sus heridas en un brazo y avanzó que presentará denuncia, pues si bien reconoce que hubo una pelea, sostiene que si hay alguna víctima en todo este asunto es ella.

El caldo de cultivo de esta conflictividad es la precariedad en la que se encuentra el mercado desde el punto de vista normativo. En Vilanova no se aplica ninguna ordenanza de mercados, de manera que la ocupación del suelo se realiza de forma discrecional, dando lugar a agravios comparativos. Varios vendedores reconocen a La Voz que hay transacciones dinerarias entre los propios ambulantes por el traspaso de los puestos y Gómez afirma haber sido objeto de un intento de extorsión. «Me atacan porque no les pagué los 200 euros que me pedían por el puesto», señala.

Una vendedora hablaba ayer de miedo; otros quitaron hierro al asunto. En lo que todos coinciden es en que corresponde al Concello buscar una solución. El alcalde, Gonzalo Durán, explica que el terreno es de Costas y, por tanto, carece de competencias para actuar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de regulación en el mercado de Vilanova deriva en peleas, denuncias y acusaciones de extorsión