El orgullo no le basta al Obradoiro

El UCAM Murcia gana a un mermado equipo santiagués


Vilagarcía / La Voz

Lo intentó hasta el final el Monbus Obradoiro, pero no pudo doblegar a un UCAM Murcia que se mostró muy superior durante muchos minutos del encuentro. Hubo incluso un atisbo de esperanza en el último cuarto, cuando con David Navarro vestido de superhéroe llegó a colocarse a tres puntos el conjunto de Moncho Fernández. Un triple de Asia Booker y una pérdida en el siguiente ataque de los compostelanos frustró cualquier posibilidad de lo que habría sido toda una machada. Una machada porque el Obra jugó muy mermado el encuentro debido a la plaga de lesiones y problemas físicos que arrastra y, pese a todo, nunca se rindió.

Comenzó el encuentro con un Oleson lanzado, anotando tres triples prácticamente consecutivos en el primer cuarto y disparando a su equipo en el electrónico. Había cierta sensación de que podría repetirse el partido del lunes. Demasiadas bajas en los santiagueses y muy buen equipo enfrente. Rojas se encargó de cambiar la dinámica. Hizo tres faltas en apenas unos minutos ?una de ellas antideportiva? y metió en el partido al Obra y al público, que a partir de aquel momento ya escogió su diana.

El Obra lo intentaba pero apenas podía acercarse. Muy limitado en su juego interior fiaba prácticamente todo a la inspiración y acierto de sus exteriores. A ratos Laksa, a ratos Pozas, a ratos Obst. Enfrente, el arsenal murciano era mucho más peligroso.

Mal inicio del tercer cuarto

Un mal inicio del Obradoiro en la segunda parte parecía conducir la final al aburrimiento. Ochenta y siete segundos tardó Moncho Fernández en pedir un tiempo muerto porque el partido se le escapaba (39-56) y un triple desde campo propio de Sergio Llorente enfriaba un ambiente que se había vuelto a calentar con la vuelta de Rojas a la cancha (59-75).

No se rindió el Obra. Poco a poco comenzó a pensar que el milagro era posible. A seis minutos y medio todavía estaba a once puntos, pero un 5-0 de parcial, con Fontecarmoa convertido en un pequeño Sar y volcado con los santiagueses elevó las esperanzas. Un triple de Oleson y otro de Booker, sin embargo, apagaron la rebelión santiaguesa y el UCAM Murcia tuvo un plácido final ante un Obra que enseñó en Vilagarcía un orgullo digno de elogio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El orgullo no le basta al Obradoiro