Roban cinco kayaks en O Grove, se arrepienten y se entregan a la policía

Los propietarios ya recuperaron el material y retirarán la denuncia que pesa sobre dos chicos de Meis y Caldas


Cambados /la voz

El delito tiene un precio y el arrepentimiento tiene premio. Esta es la lección que han aprendido dos chicos de 22 y 23 años que el domingo por la noche se llevaron de la playa de Area Grande (O Grove) cinco kayaks propiedad de una empresa de alquiler. A lo singular de este robo, pues transportar este tipo de material no es una tarea sencilla, se suma el hecho insólito de que los autores se entregaron unas horas después a la policía confesando su fechoría y dispuestos a devolver lo que no era suyo.

Los protagonistas de esta historia son J. V. V., vecino de Meis, y D. B. A, de Caldas, que el domingo decidieron acabar una noche de movida en Sanxenxo en la playa grovense. Según el relato que ofreció uno de ellos a la empresa Caminos en Kayak, primero se llevaron un kayak a Meis y más tarde volvieron a la playa, ya con un carro enganchado a la parte trasera del coche, a por otros cuatro.

El viaje no debió de ser sencillo; de hecho, la embarcación que llevaron en la baca del vehículo acabó desplomándose sobre la Autovía do Salnés, se supone, porque iba mal sujeta.

El caso trascendió porque la empresa no tardó en hacerse eco de la desaparición del material a través de las redes sociales, y la repercusión del suceso llegó a países tan lejanos como Argentina o Reino Unido.

Sea por la difusión que alcanzó su aventura, sea porque vieron que el cerco se cerraba a su alrededor, el caso es que los ladrones se presentaron el martes en las oficinas de la Policía Local de Cambados para confesar su delito. Dentro de la línea de colaboración que mantienen con la Guardia Civil, los chicos fueron entregados en el cuartel, donde abrieron las correspondientes diligencias. Posteriormente, condujeron a los guardias hasta el monte de Meis en el que tenían escondidos los kayaks y los transportaron a Cambados, donde fueron recogidos esa misma noche por personal de la empresa.

El quinto kayak, el que cayó en la autovía, lo recuperaron todavía ayer, algo más rayado de lo que estaba, pero en buenas condiciones para navegar. Por la tarde, las embarcaciones volvían a estar en la playa a disposición de los bañistas.

Según le confesó uno de los chavales a Ana, la encargada del puesto de Area Grande, están muy arrepentidos y reconocen que no sopesaron las consecuencias de sus actos.

La empresa agradeció ayer públicamente el gesto de los chicos a través de su perfil de Facebook. «Rectificar es de sabios y espero que les valga de lección. Les damos las gracias por entregarse, el rencor no sirve de nada». En consecuencia, la empresa va a retirar la denuncia, «porque tampoco queremos arruinarles la vida, hay que darles una oportunidad», según indicó el propietario, Carlos López.

En este misma línea se expresó el concejal de Seguridade Cidadá de Cambados, José Ramón Abal, que el martes no salía de su asombro cuando la policía le hizo entrega del atestado. No es nada frecuente que los delincuentes se entreguen y confiesen, y eso, dice el edil, hay que valorarlo de forma positiva. «Por suposto, o que fixeron non estivo ben, pero todos nos equivocamos algunha vez. Espero que o seu arrepentimento sirva de exemplo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Roban cinco kayaks en O Grove, se arrepienten y se entregan a la policía