El BNG exige un control más riguroso de las aguas del embalse del Umia

La diputada Montse Prado subraya que «está en xogo a saúde de dúas comarcas»


caldas / la voz

No hay que resignarse. Fue el mensaje que quisieron lanzar este martes diputados y concejales del BNG en la comarca desde el embalse del Umia, en Caldas de Reis. La presa de A Baxe está en estado de alerta por cianobacterias desde el 6 de julio y los niveles del alga tóxica Microcystis siguen creciendo. La parlamentaria Montse Prado lo dejó muy claro: «Negámonos a aceptar que sexa normal isto que pasa todos os veráns. Non nos resignamos a vivir con isto porque existe un risco para a saúde das persoas, e non o di o Bloque, dino a Organización Mundial da Saúde (OMS)». Relató que la exposición a esas aguas contaminadas, que tiene efectos acumulativos, puede causar problemas intestinales, hepáticos o de piel, entre otros.

Para los nacionalistas, es hora de exigir explicaciones al gobierno de la Xunta por una obra que, subrayaron, no solo no resolvió los problemas para los que en teoría fue diseñada -solventar las riadas en Caldas y garantizar el abastecimiento a O Salnés-, sino que ha derivado en una presa contaminada que pone en riesgo el suministro a los concellos del Umia y de la comarca de O Salnés. «Entendemos que hai un desleixo absoluto por parte da Administración e hai que protexer á poboación. Non hai que ser alarmistas, pero non se pode mirar cara outro lado», remachó Montse Prado.

La diputada anunció la presentación de una moción en este sentido en todos los concellos de las comarcas del Umia y de Arousa, además de iniciativas en el Parlamento de Galicia para reclamar información actualizadas sobre los fondos públicos que se han enterrado en el embalse. Desde las filas nacionalistas hicieron hincapié en que, dada la situación actual de A Baxe y la opinión de expertos como el biólogo Fernando Cobo, hay que seguir insistiendo en que el derribo de la infraestructura hidráulica es la mejor alternativa con vistas al futuro. «No encoro investiuse unha cantidade importante de recursos públicos e aplicouse o tratamento experimental con cáscara de eucalipto sen resultados», subrayó la diputada.

Este miércoles tendrá lugar una junta de portavoces en el Concello de Caldas para analizar la situación del embalse y estudiar medidas conjuntas. El alcalde, Juan Manuel Rey (PSOE), garantizó que el agua que llega a los hogares es potable y admitió que se gasta un 25 % más en depuración por el alga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El BNG exige un control más riguroso de las aguas del embalse del Umia