«La gente en Galicia es sobresaliente», dice la última mujer que se arrojó al agua

A Mercedes Conde el naufragio del catamarán en llamas le ha costado una serie de quemaduras de las que se recupera, junto a un matrimonio de Mataró, en la clínica de Povisa en Vigo

.

O Grove / La Voz

A Mercedes Conde el naufragio del catamarán en llamas le ha costado una serie de quemaduras de las que se recupera, junto a un matrimonio de Mataró, en la clínica de Povisa en Vigo. Ella fue la última pasajera que se arrojó al mar para salvar la vida. «La gente en Galicia ?sostiene? es sobresaliente; yo y mi amiga Tiani Prior estuvimos a un tris, porque nos quedamos paralizadas. Juan, un tripulante, no saltó hasta que nos vio en el agua y nos ayudó a flotar; después, una pareja, médicos los dos, nos atendieron desde otro barco. Estamos vivas gracias a todos ellos y a la Guardia Civil, al personal sanitario...». «Desde la gente en el puerto, que no sabía cómo consolarnos y nos traía ropa, hasta las autoridades; maravillosos», reitera Tiani.

Ambas viajaron a Galicia desde Sevilla con una tercera amiga, María Teresa Herrero, que sí se echó al agua y perdió de vista a sus compañeras durante seis horas. «Fue angustioso, no las encontré hasta la noche, en el hospital». Aunque se alojaban en Pontevedra y su patrona les ofreció seguir allí gratuitamente, la Diputación de Pontevedra les ha buscado un hotel en Vigo, para que Tiani y María Teresa puedan permanecer junto a Mercedes. «Son fenomenales; la Diputación nos ha llevado de la mano, nos ha provisto de todo, hasta de un móvil». «Los gallegos ?concluye Teresa? sois inmejorables; ponlo para que se vea en todos los rincones del mundo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

«La gente en Galicia es sobresaliente», dice la última mujer que se arrojó al agua