La Guardia Civil incrementa su esfuerzo en la lucha contra el fuego

Destina agentes en exclusiva a investigar los incendios forestales en la provincia

.

Cuntis / la voz

Con el Ejército ya desplegado en los montes y el personal autonómico y municipal plenamente operativo, la Guardia Civil, a través del delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, anuncio ayer un incremento de su esfuerzo en la lucha contra los incendios forestales. Este operativo, que permanecerá inicialmente activado hasta finales de septiembre, comprende a más de 2.300 agentes del Seprona, seguridad ciudadana, policía judicial, Tráfico, Servicios de Información y Unidad Aérea, a los que se suman otros sesenta del Escuadrón de Caballería, servicio aéreo y Agrupación de Reserva y Seguridad -tienen su base en Castrosenín-, entre otras unidades.

Javier Losada, quien estuvo acompañado por la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Darriba; el alcalde de Cuntis, Manuel Campos; y el coronel jefe interino de la XV Zona de la Guardia Civil, Jorge González, destacó la labor preventiva que realiza el instituto armado «por la vía de la seguridad anticipada», así como insistió en la necesidad de concienciar a la ciudadanía: «El problema del fuego tiene que ver mucho con la concienciación para que se cumplan todas las normativas a lo largo de estos meses (...). Entre todos podemos acabar con esta lacra».

El despliegue de estas unidades de la Guardia Civil se caracteriza por su dinamismo, toda vez que se ha buscado su capacidad de adaptación a cualquier tipo de imprevisto u orografía. En este caso, resulta fundamental el Escuadrón de Caballería, toda vez que pueden acceder a entornos, en muchas ocasiones, vedados a medios motorizados.

Asimismo, y durante el período considerado como de máximo riesgo, la Comandancia de Pontevedra cuenta con un Equipo Multidisciplinares de Incendios forestales (EMIF), mientras que en las distintas Compañía se han conformado los Equipos de Investigación de Incendios. En ambos casos, se trata de unidades constituidas por agentes altamente especializados procedentes de distintas áreas y que se dedican íntegramente a investigar las causas de cada fuego forestal.

Solo en los seis primeros meses del año, la Guardia Civil ha arrestado a una treintena de sospechosos de actividad incendiaria. Por su parte, en el 2017 fueron 96 las detenciones, casi el doble que en el ejercicio anterior.

La aportación del Estado a la lucha contra los incendios se complementa con las patrullas militares de la Brilat y del Tercio Norte de Infantería de Marina, que desde el 15 de julio llevan a cabo una labor de vigilancia, y el contingente de la UME -Unidad Militar de Emergencias- que permanece acuartelado en la base pontevedresa de Figueirido y que intervendrá en caso de que grandes fuegos.

Colaboración ciudadana

Losada, por otro lado, hizo un llamamiento a la ciudadanía, ya no solo evitando comportamientos de riesgo y adoptando medidas preventivas, sino informando a los equipos de emergencia o, llegado el caso, a los cuerpos policiales en el supuesto de que observen posibles hechos delictivos vinculados con el fuego.

«A lei está escrita, pero eu non entro nunha propiedade sen autorización dun xuíz»

En el ámbito de la prevención de incendios, el alcalde de Cuntis, el socialista Manuel Campos criticó duramente las directrices de la Xunta en cuanto a la limpieza de terrenos particulares: «Temos un problema moi claro que é a identificación de moitas parcelas de descoñecidos. Hai moitas parcelas en Galicia que, a día de hoxe, non se sabe de quen son. Os veciños veñen onda ti para que limpes esas faixas de protección e non é tan fácil... A lei está escrita, pero eu non entro nunha propiedade privada sin a autorización dun xuíz. Iso o teño clarísimo».

A este respecto, Campos aludió a que, previamente a la realización de un desbroce de estas características, se tiene que publicar en el BOP, «tomar unhas determinacións e, no noso caso, solicitar ao xuíz que autorice a entrar nesa parcela que é dun descoñecido». Al igual que había señalado el delegado del Gobierno, Campos recordó que «a competencia é puramente autonómica e aos Concellos, ao final, empaquetounos outra vez máis levar a cabo a limpeza das faixas de protección sen a súa dotación económica», así como aludió a que la suya es una reclamación que ya ha exteriorizado la Fegamp porque «temos que pagar cos nosos cartos esas limpezas de emerxencias que hai que facer nalgunhas zonas».

De igual modo, y en el marco de la Federación Galega de Municipios e Provincias, Campos defendió la necesidad de que las brigadas forestales estén operativas no solo los tres meses de verano, sino medio año o nueve meses. «Tres meses non chegan a nada porque, ao final, vimos no momento que hai os incendios».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Guardia Civil incrementa su esfuerzo en la lucha contra el fuego