Savia nueva y savia veterana contra los fuegos

Las patrullas militares recorren desde este domingo los montes de una treintena de concellos gallegos


Pontevedra / la voz

Cada día, cerca de un centenar de militares de la Brilat y del Tercio Norte de la Armada se ven inmersos en la lucha contra los incendios forestales. Desde el pasado domingo, veintisiete patrullas compuestas por dos soldados, veintidós de las cuales están adscritas a la brigada pontevedresa, recorren los montes de treinta y dos concellos de las provincias de Pontevedra, Ourense y A Coruña para prevenir mediante la vigilancia y la disuasión que no se produzcan fuegos. Es la campaña Centinela Gallego, un operativo que conjuga militares veteranos con varios operativos de este calado a sus espaldas con otros para los que este despliegue es su primera vez, su bautizo, su -nunca mejor dicho- prueba de fuego.

Entre estos últimos, la sargento Yasmina Rubianes: «É o primeiro ano que vou e vou de xefa... É un pouco, como digo eu, á aventura, arriscado (...), pero vou con moitas gañas de facelo e facelo o mellor posible, e axudar á xente». Natural de Vilaboa tiene claro que este tipo de operativos sirven para romper con los tópicos con los que aún muchos asocian al Ejército: «Merece moito a pena porque está moi ben que a xente que nós, os militares, tamén nos involucramos nos problemas que hai e intentamos axudar a nosa poboación, coidar os nosos montes e que non haxa o que ocorreu o ano pasado cando xa non había patrullas, nin nada».

Ha asumido que «si hai algún problema», la labor encomendada a las patrullas de la Brilat es, únicamente, la de «avisar aos corpos de seguridade do Estado».

Pese a que es su primera Centinela Gallego, la sargento Rubianes es consciente de lo que se va a encontrar y de la misión preventiva que tienen encomendadas las patrullas. En este sentido, todos los componentes de estos binomios han recibido formación específica, pero también información «sobre como actuar no caso dalgún problema».

Lo importante, en todo caso, es dejarse notar, «que noten a nosa presenza, que vexan que sempre hai alguén vixiando». De este modo, diariamente los mandos remiten a cada una de las veintisiete patrullas desplegadas -la cifra se puede incrementar hasta las cincuenta o las 75 en función de si se activa un riesgo alto o muy alto, respectivamente- las zonas por donde tendrán que llevar a cabo la vigilancia. «Vamos cambiando tamén de zona para non sempre facer o mesmo recorrido», apuntó Yasmina Rubianes aludiendo a una estrategia que busca evitar que los potenciales incendiarios controlen los recorridos de las unidades.

Y si para esta joven de Vilaboa es su primera Centinela Gallego, no ocurre lo mismo en el caso del pontevedrés José Ramón Núñez Souto que acumula tres o cuatro campañas previas. Destaca que se trata de un operativo «voluntario», al tiempo que subraya que «es muy gratificante ayudar a conservar nuestros montes». Precisamente, este hecho, el de salvaguardar la riqueza natural de Galicia, es lo que ha llevado a este militar a optar por participar en esta campaña en lugar de disfrutar del sol y la playa.

De su experiencia previa, tiene claro que tendrán que dar alguna que otra alerta temprana por la presencia de columnas de humo o focos de fuego. «Sobre todo, en las zonas de interior, la gente se hace mayor y ya no se limpia tanto como antes. Intentan hacer quemas, es gente mayor y el fuego se propaga por los rastrojos y no son capaces de controlarlo», explica aludiendo a un casuística habitual de muchos incendios. En todo caso, Núñez Souto deja claro que no es complicado hacer comprender que en verano están prohibidas las quemas.

De igual modo, resalta que en los pueblos reciben «muy bien» la presencia de las patrullas militares.

En cuanto a su misión, precisa que si bien es eminentemente preventiva, no se lo pensaría dos veces a la hora de echar una mano en el caso de que hubiese que evacuar a una población en riesgo. «Es muy raro porque los distritos están muy alerta y suelen estar al tanto de todo esto», concluye al respecto.

Todos los militares tienen asumido la palabras del general jefe Antonio Romero Losada: «Es una oportunidad única de participar en una operación de apoyo directo a la población».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Savia nueva y savia veterana contra los fuegos