Los padres del colegio de Carril piden a la dirección que dimita a raíz de la crisis del agua

La AMPA considera que fue la gota que desbordó un vaso lleno


vilagarcía / la voz

Si alguna vez existió, el equilibrio interno en la comunidad escolar de Carril acaba de saltar por los aires. Ayer, una circular que la dirección del colegio entregó a los chavales del centro reveló que el conflicto más o menos larvado que se vivía en el seno del Rosalía de Castro es ya evidente e irreconciliable. La semana pasada, la asociación de madres y padres de alumnos -que ha peleado durante todo el curso para solucionar problemas tan básicos como los falsos techos de las aulas cogidos con papel celo, las vetustas tuberías que eliminaban el cloro del agua que bebían los chavales, o el miserable estado de los baños, con váteres sin tapa y puertas que brillan por su ausencia- celebró una asamblea. En ella se aprobó un comunicado muy crítico, dirigido tanto al jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, como al inspector de zona, al conselleiro del ramo, Román Rodríguez, y a los propios responsables de la escuela. En él, el colectivo pide la destitución o, en su caso, la dimisión del equipo directivo al completo, incluyendo a la directora, a la jefa de estudios y al secretario.

A la vista del escrito, resulta complicado resumir el elevado volumen de desagravios que relata la AMPA. En cualquier caso, queda claro que la crisis del agua se ha convertido en la gota que colma un vaso ya de por sí repleto y se resume en una actitud: «La ocultación de información a las familias, permitiendo que nuestros hijos estén en aulas inseguras y hagan uso de sanitarios insalubres y agua contaminada, y que el año pasado comiesen, contra las normas de la Organización Mundial de la Salud, en un tiempo inferior a 15 minutos, sin negarse ni buscar apoyo en los padres ante un mandato de la jefatura territorial, que seguimos esperando que nos reciba».

La asociación recuerda los grandes puntos sobre los que se ha basado su actuación, como las obras que necesita un centro absolutamente envejecido, la necesidad de una modificación en los horarios del autobús escolar y la situación del comedor. Todo ello, lamentan, no solo sin la colaboración de la dirección, sino prácticamente contra ella, frente a «actitudes dictatoriales y ocultación de información».

¿Y qué dice el equipo directivo a todo esto? La circular asegura que el claustro de profesores respalda unánimemente tanto su faceta docente como su labor en la gestión del colegio. Es más, llega a insinuar una falta de representatividad del AMPA, al afirmar que su presidenta firma «en nombre de todas las familias». Un intento de fomentar la división que la presidenta lamenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los padres del colegio de Carril piden a la dirección que dimita a raíz de la crisis del agua