Un grupo de socios maniobra para intentar evitar el cierre del Liceo

Buscarán la fórmula para crear una junta provisional y conocer la salud de la entidad


vilagarcía / la voz

Camina el Liceo Casino hacia el cementerio, de manera inexorable, pero hay un grupo de socios que quieren resistirse y no encaminarse hacia esa necrófila ruta. Un grupo de socios que ha comenzado a maniobrar para intentar conocer el margen de maniobra que pueden tener para evitar la clausura de la centenaria entidad.

El principal problema que denuncia este grupo de liceístas es que desconocen el estado económico real de la sociedad. En realidad no se fían de que esos números que se hicieron públicos en la asamblea del pasado lunes sean cierta. «La mayoría están falseados», argumentan. De hecho, desde ese sector de socios críticos creen que podría elevarse hasta el doble de la cantidad que se apuntó en la cita del lunes.

La clave del asunto, según inciden desde el grupo de socios críticos, es conocer el estado económico de la sociedad y para eso entienden como imprescindible poder contactar con el administrador, que es la persona que desde hace meses maneja el dinero de la entidad liceísta. Para ello han intentado ya mover algún hilo, pero no está siendo demasiado sencillo, al menos por el momento.

La dosis de optimismo no es muy elevada entre quienes quieren evitar que la sede liceísta cuelgue el cartel de cerrado más pronto que tarde. En realidad, lo que intentar defender es que no se produzca lo que denominan como un «expolio» de la sociedad. Hay un ingente material que está en la sede de Xeneral Pardiñas y que, argumentan, que está en peligro «porque allí entran personas que no son socios».

«Estamos dando palos de ciego -argumentan-, pero nos duele mucho todo lo que está ocurriendo». La fórmula para intentar poner remedio al desastre tampoco está muy clara.

La próxima asamblea extraordinaria se celebrará el día 11 de junio

El 11 de junio. Esa es la fecha que marcará el futuro del Liceo Casino. Será entonces cuando se celebrará la asamblea extraordinaria de la sociedad en la que el único punto del orden del día será la elección de un nuevo presidente o la convocatoria de elecciones en el caso de que hubiera más de una candidatura. Cualquier otro camino, como la creación de una gestora, asegura Antonio Castro que debería obligar a la aprobación de los socios porque es algo que, según afirma el ya expresidente, no aparece en los estatutos de la sociedad.

Castro cifra la deuda acumulada por la sociedad en alrededor del medio millón de euros, algo que considera menos preocupante que el número de socios, que hace ya semanas que bajó de los doscientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un grupo de socios maniobra para intentar evitar el cierre del Liceo