Rías Baixas comercializó 8,7 millones de botellas en 71 países diferentes

Más de la mitad de las bodegas de esta denominación ya exportan sus vinos


cambados / la voz

Rías Baixas confirmó ayer que vive un buen momento, quizás uno de los mejores. Porque las cifras de ventas de esta denominación de origen no cesan de crecer, tanto en los mercados interiores como en los exteriores. El consello regulador dio ayer a conocer los datos de exportación, que un año más registran un notable incremento. Y también avanzó las de comercialización en los mercados interiores. «En el primer trimestre de este año hemos calificado tanto vino como en todo el año 2002», explicó Ramón Huidobro, secretario del consello regulador. Los datos consolidan a Rías Baixas como «a primeira denominación de Galicia, con diferenza», aseguró la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez.

El pasado año, 8,7 botellas de albariño -o lo que es lo mismo, 6,5 millones de litros- se vendieron en 71 países diferentes. La cantidad supone un incremento del 2,6 % con respecto al mismo período del año anterior. «Estamos orgullosos desta denominación, dos viticultores, dos adegueiros e dos profesionais que sitúan a Galicia en calquera punto do mundo», argumentó Vázquez. Recordó, además, que la denominación certificó el pasado año más de 25 millones de litros de vino, lo que tiene un valor económico superior a los 124 millones de euros. «Rías Baixas tamén se consolida no comercio interior como a segunda denominación de orixe de España en viños brancos», añadió.

Desde el consello regulador, por su parte, destacaron la evolución positiva de la denominación en los últimos cinco años. En ese tiempo, las exportaciones aumentaron en más de un millón de litros y actualmente suponen ya un 26 % de las ventas. Pero hay más buenas noticias. Porque cada vez son más las bodegas que se animan a buscar clientes fuera de las fronteras españolas. Actualmente, son más de un centenar las que participan en los planes de exportación, lo que supone el 56 % de las empresas inscritas en la denominación. El secretario del consello se refirió también a las ayudas que todos los años se reciben para la promoción de sus productos. «Esta denominación es un claro ejemplo de que con una pequeña inversión se puede sacar mucho rendimiento», aseguró.

Estados Unidos continúa siendo el principal importador de esta denominación de origen, pero en el segundo puesto de esta lista ya no figura Puerto Rico. Reino Unido fue el año pasado el segundo cliente más importante de Rías Baixas y, a pesar de la incertidumbre que pudo generar el Brexit, las ventas en este mercado se incrementaron en más de un 37 %. Destaca, también, el importante crecimiento que han experimentado las ventas de albariño en Canadá, que se cuela en la lista de los diez países en los que más vende esta denominación. Allí, las transacciones crecieron un 88 % en solo un ejercicio. «Canadá es un mercado muy interesante para las bodegas y vemos que ya existe un interés en Rías Baixas por parte de la prensa. Este año vamos a apostar por hacer más acciones concretas allí», aseguró Huidobro. También resalta el incremento que las exportaciones han experimentado en Suiza (15 %), Irlanda (20 %) y Rusia (143 %».

Reestructuración de viñedo

Vázquez aprovechó su visita a Rías Baixas para anunciar que el lunes se publica una orden que permitirá invertir 1,4 millones de euros en planes de reestructuración de viñedo. El documento ha recibido las críticas de Unións Agrarias, quien asegura que beneficia a las grandes bodegas. «A nosa aposta é polo pequeno viticultor, sempre que haxa un proxecto de calidade», respondió la titular de Medio Rural.

El precio medio del litro de albariño en los mercados exteriores se sitúa en los 5,49 euros

Rías Baixas no solo ha conseguido vender más albariño fuera de las fronteras españolas. La denominación ha logrado, además, elevar el valor de estas transacciones, que el pasado año superaron los 36 millones de euros. Explican desde el consello regulador que esto supone un crecimiento de más del 7 %. El precio medio de un litro de vino en el exterior se sitúa ya en 5,49 euros, muy por encima de los precios medios del vino español en los mercados de exportación.

«Llevamos años creciendo en valor», explica el secretario de Rías Baixas, quien considera que las bodegas han dado la batalla para conseguir mayor valor para sus productos. «Las bodegas apuestan cada vez más por vender en valor. Hubo una época en la que se creció demasiado rápido y ese tiempo pasó. Cada vez más se da valor a nuestro productos», insistió el presidente del consello regulador, Juan Gil.

Esfuerzo en promoción

El consello regulador atribuye estos buenos resultados a la elevada inversión que todos los años se destina a la promoción del albariño. De hecho, para este ejercicio, la entidad tiene previsto poner en marcha ocho planes promocionales específicos en diferentes mercados. Su labor se centrará en Estados Unidos, el principal cliente de la denominación, pero también en Reino Unido, Alemania, Irlanda. Países Bajos, Japón, México y Polonia. Al mismo tiempo, se realizarán acciones puntuales en otros países, como Suiza y Canadá. Y estará presente en las ferias internacionales de Hong Kong y Singapur. La entidad tiene claro que el buen momento de la denominación es posible gracias al esfuerzo de los viticultores, que apuestan por la calidad, y de las bodegas, que siempre han buscado la internacionalización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rías Baixas comercializó 8,7 millones de botellas en 71 países diferentes