«España es una república en la que los reyes se llaman Felipe y Leonor»

La falta de conocimientos del país motiva el grueso de denegaciones de nacionalidad


Pontevedra / La voz

Cada año, el Registro Civil de Pontevedra tramita un importante número de solicitudes de nacionalidad, una parte importante de las mismas son rechazadas. El grueso de las denegaciones tiene su origen en la carencia de conocimientos sobre la realidad española por parte de la persona que anhela poder disfrutar de un pasaporte español.

Es el caso de una ciudadana brasileña que solicitó la nacionalidad en marzo del 2013. Unos meses más tarde, en agosto, se le sometió a un examen que, en opinión del magistrado encargado del Registro Civil, puso de manifiesto que «tiene una escasa adaptación al modo de vida y costumbres de España en general y Galicia en particular». Por lo pronto, desconocía quien era el alcalde de Pontevedra o el presidente de la Xunta.

Y eso a pesar de su dominio del idioma; de que disfrutaba de un permiso de residencia desde mediados del 2010, aunque desde cinco años antes había entrado y salido del país en numerosas ocasiones; y de su formación en origen -su título universitario no fue homologado y trabajaba en el servicio doméstico-.

De este modo, en el examen, entre otras cuestiones, vino a contestar que «España es una república en la que los reyes se llaman Felipe y Leonor» cuando le preguntaron por la forma de gobierno de España o por los nombres de los reyes. De igual modo, sostuvo que creía que «no existe Constitución», al tiempo que este desconocimiento quedó aún más patente cuando se le cuestionó por cuestiones más cercanas, de tal modo que «el día 25 de julio no sabe por qué es festivo en Galicia».

No es de extrañar que el fiscal mantuviese que «desconoce prácticamente todo lo fundamental sobre el sistema político-social del país del que dice querer forma parte», una apreciación que fue compartida por la Audiencia Nacional. Los magistrados, por otro lado, dejan claro que el hecho de que, con posterioridad al examen, hubiese sido declarada apta en una prueba del Instituto Cervantes solo puede tener efecto sobre una nueva solicitud de nacionalidad.

El de esta brasileña no es un caso aislado en Pontevedra. Sin ir más lejos, la misma sala de lo contencioso, esgrimió el argumento de la falta de conocimientos para rechazar la petición de un marroquí que llevaba trabajando desde 1992. En su caso, «se ha constatado la inadecuada integración del solicitante en la vida social española en atención a su aislado círculo de relaciones personales, circunscrito a personas de su misma nacionalidad, y a su palmario desconocimiento de aspectos elementales del funcionamiento de las instituciones públicas españolas», circunstancias se suman al desconocimiento del castellano que refleja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«España es una república en la que los reyes se llaman Felipe y Leonor»