El amarillo solidario que sale de Cambados

El Juventud es el primer club que se une a la iniciativa de Blas Charlín de apadrinar equipos en Angola


Todo comenzó hace unos meses. Uno de los equipos de la Academia de Fútbol de Angola (AFA) participó en el Arousa Fútbol 7. Llegaba por iniciativa del técnico cambadés Blas Charlín, que lleva un par de años trabajando en una de las academias de más prestigio de África. Les fue muy bien en lo deportivo (acabaron quintos en el mejor torneo alevín de España) pero también en lo social. En Cambados se organizó una colecta para regalarles un par de botas nuevas a cada chaval. «Dado el carácter solidario que nos caracteriza a los gallegos la idea fue un éxito y lograron enviar a Luanda más del doble de pares de botas nuevas que necesitaban, además de equipajes de fútbol y botas en desuso», recuerda Blas Charlín. A la iniciativa se sumaron también el Instituto Les Marines, de Casteldefells, y el campus de fútbol de Peñíscola. En total se fueron a Angola más de trescientos pares.

A partir de ahí Blas dio el siguiente paso. Una de sus labores es la de captación de talentos, por lo que trabaja a diario con entrenadores de barrios y conoce de primera mano las necesidades de los equipos más modestos. Y surgió la idea de que conjuntos de aquí apadrinaran a otros angoleños. «El proyecto es social y deportivo a partes iguales», explica Blas Charlín. Desde España se enviará material deportivo y a cambio él se ofrece a mantener en contacto a los equipos a través de las redes sociales para que puedan seguir su la evolución de los chavales. «Se trata de que los chicos de ahí perciban una perspectiva diferente ante la sociedad consumista en la que vivimos», explica.

El primer club que se ha sumado es el Juventud Cambados. Blas lo eligió por un par de motivos muy importantes: «Uno, por el agradecimiento al pueblo de Cambados por las muestras de cariño que tuvimos en nuestras visitas. La segunda razón es un homenaje que le quiero hacer a mi familia, ya que mi padre, mis hermanos y yo formamos parte del Juventud en algún momento de nuestra vida y mi madre ha sufrido a cuatro hombres en casa vinculados al fútbol», explica.

En el club, por supuesto, aceptaron la propuesta sin dudarlo. «Nos interesa porque desde el punto de vista educativo es muy importante para los chavales», explica su presidente, Matías Fontán. En Cambados han sido los primeros pero no serán los únicos. Los padres de la academia de fútbol de Michel Salgado en Dubái ya han comenzado a recopilar material para sumarse a la iniciativa con el Academia del Barrio Patriota de Luanda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El amarillo solidario que sale de Cambados