Los chupitos del Consejo Regulador buscan diferenciarse en Cambados

Las jornadas celebradas en la villa permitieron conocer de primera mano los aguardientes y licores gallegos


cambados / la voz

La edición número cinco de las Xornadas de Degustación e Maridaxe das Aguardentes e Licores Tradicionais se celebró estos días en Cambados con un objetivo claro: promocionar los productos amparados por el Consejo Regulador frente a las otras opciones que pueden verse en el mercado y fuera de él. A pesar de que las ventas de estos licores y aguardientes crecieron un 40 % en el último año, vendiéndose 600.000 botellas, el presidente de este organismo, José Antonio Feijóo, señala que «todavía tienen que comercializarse muchas más». Se muestra contundente porque sabe que hay demanda. ¿El problema?. El mismo contra el que llevan peleando desde hace un tiempo y que derivó recientemente en una nueva operación en Combarro, donde fueron intervenidos 638 litros de aguardiente y licores. «Según nuestras estimaciones más de la mitad de las ventas que se hacen son de productos piratas», señala.

Feijóo diferencia entre tres tipos de aguardientes y licores al margen del Consejo Regulador. Señala que, en primer lugar, están los destinados a consumo propio. «Son los menos», explica. El segundo tipo son los «piratas», los que se venden ilegalmente y, tal y como indica, suponen el mayor problema. «Acostumbran a moverse en garrafas y se desconoce el origen», relata. En tercer lugar estarían los aguardientes y licores legales pero que no están amparados por el Consejo Regulador. «Llevan etiqueta pero no la contraetiqueta de alguna de las cuatro Indicaciones Geográficas del Consejo Regulador y no está garantizado que todo el proceso se haya realizado en Galicia. Es lícito que estén en el mercado pero podemos encontrarnos con que sean destilados con muy poco aguardiente y mucho alcohol». El destilado es parte fundamental: «si no se hace correctamente, el aguardiente puede contener un exceso de metanol y cobre».

Exhibición de destilado

Destilar es esencial, pero lleva su tiempo. El Consejo Regulador de Aguardientes y Licores de Galicia sacó, ayer, por primera vez los alambiques a la calle para ofrecer en directo el proceso de destilación del aguardiente de Orujo de Galicia. Aunque el presidente del organismo recuerda que existen otras técnicas como el sistema de arrastre de vapor, que son más rápidas, la destilación mediante alambique es «la más común en Galicia». Ayer, se comenzó a preparar con tiempo: la duración del proceso varía en función de factores como la temperatura exterior, pero oscila entre cuatro y cinco horas.

Con esta actividad se despiden unas jornadas que ya son habituales en Cambados. No es casualidad que se celebren en la villa del albariño. La mayor parte de la sesenta y cinco empresas del Consejo Regulador son de las Rías Baixas y, muchas de estas, de Cambados.

Buscando la armonía entre los destilados y la cocina gallega

El Salón José Peña de Cambados acogió ayer, como parte de las actividades desarrolladas en el marco de las Xornadas de Degustación e Maridaxe das Aguardentes e Licores Tradicionais, una sesión de cocina en vivo, con la que se enseñó a los presentes «a armonizar» los aguardientes y licores con la cocina gallega. El cocinero del Hotel Eurostars La Toja, Francisco Castro; y el chef del Casino La Toja, Mark Wernink, prepararon tres platos para los que el barman Ángel Camiña eligió (y elaboró) los cócteles en consonancia.

Las dos primeras recetas fueron un Consomé de mar con Orujo de Galicia, bivalvos y algas; y un Guiso de choco de Cambados en tinta, codium y aire de Aguardiente de Hierbas de Galicia. Ambos fueron combinados con el cóctel denominado Punch de Orujo de Galicia. A continuación, los participantes pudieron degustar una Carrillera de cerdo blanco, con Orujo de Galicia envejecido y setas. La propuesta de Ángel Camiña para este plato fue un combinado inspirado en la cultura Tiki, llamado El Envejecido acomodo, en el que también se utilizó aguardiente envejecido.

Como postre, se degustó un Cremoso de castaña, Licor Café de Galicia y galleta especiada con Mel de Galicia. Una propuesta que combinó a la perfección con el cóctel Hierbas de sobremesa, elaborado con Licor de Hierbas de Galicia.

La jornada transcurrió entre risas y recomendaciones. «Para preparar el guiso de choco, aconsejo no sacarle la piel, es donde está el sabor y provoca que no haga falta espesarlo», señaló Francisco Castro, mientras preparaba el segundo de los platos que se sirvieron ayer. Señaló también que viene de familia de pescadores, pero que «ya de pequeño me gustaba más comer el pescado que pescarlo».

A la exhibición de cocina en vivo acudió la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, quien indicó que «estas xornadas contribúen a posicionar a enogastronomía galega como recurso turístico, sendo este o segundo motivo polo que os visitantes escollen Galicia como destino». Afirmó también que «a gastronomía ocupa un papel destacado na Estratexia do turismo de Galicia 2020, a folla de ruta do turismo galego coa que se está a acompañar o crecemento ordenado de visitantes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Los chupitos del Consejo Regulador buscan diferenciarse en Cambados