Rías Baixas se coloca como segundo destino preferido por los enoturistas

La afluencia no deja de incrementarse y la ruta recibe más de 100.000 visitas al año


cambados / la voz

Nadie duda de que el enoturismo está de moda. Que cada vez son más los que eligen un destino en función de las características vitivinícolas de la región. Y Rías Baixas no es ajena a esta situación. Su ruta del vino ha experimentado en los últimos años un crecimiento imparable, hasta el punto de que ya son más de cien mil las personas que la visitan anualmente. Ahora, además, la región ha sido elegida como el segundo destino favorito de los enoturistas. Así al menos lo ha revelado un estudio realizado por la Asociación Española de Ciudades del Vino, entidad que gestiona las rutas españolas. El documento sitúa a la denominación de origen del albariño a la altura de la Rioja Alta, como segundo destino que los encuestados desearían visitar próximamente.

«Cada vez más gente se anima a hacer visitas y catas. Vienen pensando en hacer enoturismo, no vienen por otro motivo». Quien habla es María Otero, responsable del departamento de enoturismo de Martín Códax. Asegura que este año están recibiendo «en torno a un 20 % más de visitas». En julio y agosto, la media de turistas que atendió la bodega fue de 500 personas a la semana, así que confían en cerrar el año «superando las 10.000 visitas». La misma situación se repite en Pazo Baión «Este ano estamos rexistrando un crecemento considerable, do 40 %», asegura Eugenia Castro, que atiende a los visitantes en esta emblemática finca vilanovesa. «Rías Baixas xa é coñecida polo viño e cada vez máis xente ven coa idea de facer enoturismo», sostiene.

Desde la oficina de la Ruta do Viño de Rías Baixas destacan que este tipo de turismo no para de crecer. El incremento se sitúa en la denominación del albariño «entre un 12 y un 15 % año tras año», explica la gerente de la entidad, Lorena Varela. Asegura que «la gente pregunta por las bodegas y nuestro folleto de la ruta tiene una demanda extraordinaria». Pero es que, además, este es un visitante cuyo gasto medio también sigue creciendo. Según el informe elaborado por la asociación de Ciudades del Vino, los enoturistas se gastaron en las rutas de España el pasado año un 8 % más, llegando a dejarse 156 euros de media por día.

Ese mismo documento deja claro que Rías Baixas es uno de los destinos preferidos por los enoturistas. La entidad ha entrevistado a un total de 1.233 personas que visitaron algunas de las rutas de España entre finales del pasado año y principios del actual. A ellos les ha preguntado cuál es el destino que desearían visitar próximamente. Y la denominación de origen del albariño aparece en segundo lugar. «Estos datos nos indican que nuestro itinerario enoturístico sigue siendo una de las principales preferencias de los visitantes, lo que nos alienta a seguir trabajando», explica Varela. No hay que olvidarse que Rías Baixas es ya la séptima ruta del vino más visitada de España.

El PP pide a la Diputación pactar con alcaldes y Xunta cómo desestacionalizar

El portavoz del PP en la Diputación de Pontevedra, Ángel Moldes, pidió ayer a la presidenta de la institución provincial, la socialista Carmela Silva, que se cree una mesa de turismo, que sirva para coordinar medidas que permitan desestacionalizar la temporada alta y lograr atraer a un número apreciable de visitantes a las Rías Baixas durante todo el año y no solo en verano. El dirigente popular recalcó, junto con otros diputados provinciales como Salomé Peña y Luis Aragunde, la necesidad de dejar de lado el color político de los participantes y señaló que esta mesa provincial debería contar con los alcaldes de los diferentes municipios, la Xunta y el sector privado turístico. El líder del PP señaló que, para conseguir este objetivo, los populares presentarán, para su debate en el pleno, una moción para defender la creación de este foro que, en opinión de Moldes, debe liderar la entidad provincial.

El dirigente popular aseguró que es necesario que esa mesa vaya más allá de las administraciones porque los empresarios tienen un papel decisivo: «O sector ten moito que aportar e que dicir, e incluso criticar, e hai que escoitalos». Moldes añadió que al definir el sector privado hay que entenderlo en el sentido más extenso, para elaborar unas estrategias que valore la oferta de sol y playa, pero también propuestas termales, del Camiño de Santiago, culturales y gastronómicas, entre otras muchas. Por último, hizo un llamamiento a Carmela Silva para que trate por igual a todos los alcaldes y reciba, por ejemplo, a Telmo Martín, regidor de Sanxenxo.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

Rías Baixas se coloca como segundo destino preferido por los enoturistas