Las reclamaciones deben canalizarse a través de Fenosa y es esencial que se conserven facturas


El apagón dibujó un paisaje de escaparates apagados, semáforos sin luz y persianas de negocios a medio bajar, especialmente entre los locales de hostelería. En Carril funcionan varios restaurantes de referencia. Los propietarios de uno de ellos calculaban daños importantes: «Trabajamos con producto fresco y de primerísima calidad, pero, pese a que nuestras cocinas van con gas, la normativa exige que estén vinculadas a los extractores, y estos sí funcionan con electricidad. Hemos tenido que anular todas las reservas». La responsabilidad apunta a la empresa que ejecuta la obra de Alcampo. Aun así, las reclamaciones deben canalizarse a través de Fenosa. Para ello es preciso utilizar el número de atención al cliente. Y conservar las facturas de los bienes cuyo valor se quiere recuperar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las reclamaciones deben canalizarse a través de Fenosa y es esencial que se conserven facturas