Donde habita lo importante


CEl periodismo es un oficio maltrecho. Maltratado desde dentro y desde fuera, en buena medida porque sus custodios, ya sean los propios periodistas o sus públicos, integran una generación, la mejor preparada de la historia por cierto, con una capacidad insólita para ofenderse por aquello que le importa un comino al tiempo que mira para otro lado con asuntos que le afectan directamente. Esta distorsión le ha hecho mucho daño al periodismo, cada vez más pendiente de la anécdota y menos de lo estructural.

Hay escenarios, sin embargo, que te reconcilian con el oficio. Periódicos, programas de televisión y radio, blogs, webs... Salvavidas en medio de la tormenta. La delegación de La Voz de Galicia en Arousa es uno de ellos. Una forja de fantásticos profesionales que ha mantenido su identidad a lo largo de treinta años. Una escuela de periodismo en sí misma que jamás ha renunciado a su esencia: contar lo importante, detenerse en lo fundamental para sus vecinos, aquellos a quienes en realidad se deben estas páginas. ¡Brindo por ello!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Donde habita lo importante