Punto regalado del Rasoeiro con el triunfo ya en la mano

El Luceros empató a 25 con los de Kito Parada con un penalti a 3 segundos del final


vilagarcía / la voz

Quiera que al final de la Liga el Calmear Rasoeiro no acabe echando en falta el punto que el pasado sábado le regalaba al Luceros con un penalti a 3 segundos de la conclusión del encuentro. Un regalo confesado por el propio jugador/entrenador del cuadro meco, Kito Parada, que ayer declaraba que el del 25-25 en el Novo Monta da Vila «era un partido que tiñamos gañado».

Un encuentro que avanzó por los cauces de la extrema igualdad (11-12 al descanso) hasta que a falta de 4 minutos para su conclusión Borja Silva anotaba un 25-22 que parecía definitivo.

Pero a partir de entonces la suerte, unida a una mala decisión en el último ataque local, acabaron privando del triunfo al Calmear Rasoeiro. «Nos últimos minutos sufrimos tres exclusións, e no derradeiro xogamos con dous homes menos, pero inda así tiñámolo doado. Gozabamos de tiros cómodos, pero nos nosos tres últimos ataques o porteiro rival parou cun brazo un tiro de seis metros do noso pivote, e mandamos o balón ao pao dúas veces», recordaba ayer un apesadumbrado Kito Parada.

El central y técnico del Rasu asume la culpa del desenlace: «No noso derradeiro ataque advertíronnos de pasivo, e trabuqueime lanzando. Quedaban 20 segundos, e inda que nos pitasen o pasivo, teriamos tido tempo para colocarnos mellor en defensa». El Luceros pudo correr, y forzar un penalti que valió el empate y le permite seguir un puesto y 2 puntos por encima del Calmear, duodécimo 3 puntos sobre el descenso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Punto regalado del Rasoeiro con el triunfo ya en la mano