La nueva subdelegada del gobierno se marca como reto reducir la delincuencia

Destacó su intención de trabajar, «codo con codo», con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado


pontevedra / la voz

Empleó la fórmula que comienza por «juro por mi conciencia y honor» para tomar posesión como nueva subdelegada del Gobierno en Pontevedra. De este modo, Ana María Ortiz Álvarez es desde ayer la primera mujer que ocupa esta plaza y lo hizo precisando los ejes sobre los que pivotará su mandato: la reducción de la criminalidad, la lucha contra la violencia machista, las relaciones con el resto de las Administraciones, el diálogo permanente con el Gobierno central y el buen funcionamiento, claro está, de la propia Subdelegación.

Destacó su intención de trabajar, «codo con codo», con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado «para seguir minorando los índices de delincuencia en la provincia». En cuanto a la violencia sexista, Ana María Ortiz advirtió que se trata de un ámbito en el que «no hay que escatimar esfuerzos y donde toda ayuda es poca», por lo que remarcó que combatir esta lacra y luchar por la igualdad «tienen que seguir siendo prioridades. Todos los esfuerzos que pongamos en esta tarea son fundamentales».

Ana María Ortiz aprovechó la presencia de numerosos alcaldes pontevedreses para dejarles claro que sus requerimientos demandas serán atendidos, de tal modo que «seremos los interlocutores con los ciudadanos. Subrayó, en este sentido, que «mantendremos un diálogo permanente con Pontevedra».

No obvió reconocer que es «una satisfacción y un honor emprender esta nueva etapa, pero sobre todo una gran responsabilidad». A sus 53 años, esta vecina de Vigo y hasta ahora secretaria territorial da Xunta de Galicia en Pontevedra comienza «un mandato que se aventura apasionante».

Ortiz Álvarez estuvo arropada por su familia, compañeros de trabajo en la delegación territorial de la Xunta, por los subdelegados de las otras tres provincias gallegas y por el delegado del Gobierno en Galicia. Precisamente, este último, Santiago Villanueva añadió la reducción de la siniestralidad viaria a los retos a los que tendrán que enfrentarse la nueva subdelegada pontevedresa. Comenzó su intervención ironizando sobre los meses que han transcurrido desde que Antonio Coello dejó el cargo por jubilación el pasado noviembre: «A veces, las esperas son necesarias», señaló.

Villanueva, tras resaltar que «las Subdelegaciones son la cabeza visible de la Administración periférica del Estado en las provincias», destacó las capacidades de Ana María Ortiz, su conocimiento de la provincia. «Retos no te van a faltar en estos momentos», añadió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La nueva subdelegada del gobierno se marca como reto reducir la delincuencia