Ofensiva de los contratados del Sergas

Un grupo de celadores y auxiliares presentan en la Subdelegación escritos dirigidos al Valedor para que se cambie el nuevo sistema de baremación, que ven «lesivo»


pontevedra / la voz

Son en su mayoría celadores, pero también hay auxiliares y enfermeros que ejercen con contratos temporales en la EOXI de Pontevedra. Se trata de personal eventual que trabaja para el Servizo Galego de Saúde (Sergas) a través de las distintas listas de contratación. Dicen que viven literalmente pendientes del teléfono, que no se pueden poner enfermos porque se les penaliza y que acumulan contratos por días. Su situación no es nueva, pero han emprendido una ofensiva para que no empeoren todavía más, afirman, sus condiciones laborales.

El primer paso fue, el pasado diciembre, la presentación de un escrito de queja ante la Dirección Xeral de Recursos Humanos del Sergas. Ayer sumaron otra vía más con escritos individuales dirigidos al Valedor do Pobo que registraron en la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra. En el punto de mira de su malestar está el Pacto sobre selección de personal estatutario temporal del Sergas, firmado por los sindicatos y publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el 30 junio del 2016.

Cuestionan el nuevo sistema de baremación de los aspirantes. En concreto, que prime la mayor de las puntuaciones globales obtenidas en la fase de oposición de los dos últimos procesos selectivos convocados y resueltos por el Sergas. Consideran que ese sistema de valoración es «lesivo», pues beneficia a aquellas personas que han participado en ambos procesos, ya que pueden elegir la mejor nota, «generando una desventaja frente a aquellos que se incorporaron a las listas a partir del último proceso de selección».

Lo que solicitan al Valedor es que abra una investigación sobre esos hechos al entender que el sistema vulnera los principios de igualdad, mérito y capacidad que rigen el acceso a la función pública y que deberían estar plenamente garantizados. No entienden que baje, por ejemplo, la puntuación del tiempo trabajado.

Algunas de las celadoras afectadas comentaron ayer que las situaciones que soportan son «humanamente humillantes». «Tuve que renunciar a quince días de trabajo porque me penalizaban por una operación de carcinoma de mi hija», relató Esther Otero.

Mercedes Pérez apuntó que no están en contra de los sindicatos, pero sí del último pacto de contratación firmado por las centrales. «Lo que pedimos es una disculpa y que se trate de reconducir esta situación», señaló. El personal eventual acaba de crear una página de Facebook -Afectados por el Sergas- para canalizar sus demandas y facilitar las denuncias ciudadanas. Ya supera los 437 usuarios.

María José Mato cuestionó los contratos por acúmulo y aseguró que «aunque ingresen a tu madre y la operen tienes que ir a trabajar igual. Día y noche estamos pendientes del teléfono».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ofensiva de los contratados del Sergas