Un cortafuegos en Castroagudín destrozó parte del castro de A Xaiba

Las máquinas rompieron un trozo de la muralla exterior y penetraron en el recinto


vilagarcía / la voz

El 8 de agosto del 2016 es una fecha que permanecerá en el recuerdo de los vecinos de Castroagudín durante mucho tiempo. Aquel día varios de ellos tuvieron que ser desalojados de sus casas ante el riesgo de que las llamas las devoraran. Fueron 123 las hectáreas de monte que ardieron, que provocaron unas pérdidas directas de medio millón de euros, según las cuentas de los comuneros. Las tareas para intentar frenar el avance de las llamas incluyeron los cortafuegos. Uno de ellos penetró en el castro de A Xaiba y destrozó parte de sus murallas.

Espectacular y desconocido

El lugar es tan espectacular como desconocido para la mayoría de los vilagarcianos. Un recinto enorme en el que se puede divisar sin mayores problemas tanto la muralla inferior como la superior. El rastro de la máquina que pasó por el recinto es bien visible. El destrozo salta a la vista. De hecho, según apunta el investigador Félix González, es probable que haya pasado por encima de alguna edificación ya que entre las huellas que dejó la maquinaria pueden apreciarse a simple vista restos de cerámica. Ayer, González Ínsua encontró sin mayores problemas el trozo de un asa de algún recipiente y varias piezas más.

El destrozo, del que ya tiene conocimiento el Seprona por la llamada de Juan Manuel Da Silva, es el perfecto ejemplo de la descoordinación que a veces reina entre las distintas administraciones. Nadie, en aquel momento, reaccionó ante la decisión de que las máquinas actuaran en aquel lugar cuando desviando unos metros su paso se hubiera evitado el desaguisado.

A pesar de que el lugar es espectacular, y de que hasta los ojos más inexpertos pueden divisar sin problemas las fortificaciones, no existe ninguna información de que allí se encuentra un castro de un tamaño probablemente similar al mucho más conocido castro Alobre. En realidad, toda la zona guarda numerosos restos arqueológicos. Al menos una docena de mámoas se han documentado. Algunas de ellas fueron destruidas por una cantera pero otras son perfectamente visibles. Es probable que el lugar guarde todavía varias sorpresas más, en opinión de Félix González. De hecho, el investigador considera que tras un incendio como el que sufrió Castroagudín el pasado mes de agosto Patrimonio debería realizar siempre una revisión del terreno porque es probable que con la quema de la maleza aparezcan restos. Por ejemplo, tras los incendios del 2006 y con la apertura de las pistas para acceder al campo eólico, aparecieron nada menos que 27 petroglifos en Xiabre, muy cerca de donde se ubica el ahora dañado castro.

Los esqueletos de los bebés hallados en A Lanzada fueron enterrados entre los siglos I y II

Los resultados del carbono catorce han revelado que los restos de los adultos que se encontraron en la necrópolis son más modernos que los de los bebés que se encontraron a escasos metros de ellos. Una mujer, a quien los arqueólogos pusieron el nombre de Cornelia por el santo del día en que se descubrió, ha resultado ser probablemente del siglo quinto. Sus restos pueden datarse entre el 435 y el 610. En un principio se especuló con que fuese más antigua, de época romana, y que una dieta con alto consumo de pescado pudiese haber alterado los resultados. Las conclusiones de la segunda prueba no dejan lugar a esta duda, que sitúa a Cornelia a principios de la Edad Media. El segundo adulto se fecha también en un período que va desde el 405 al 550.

En el yacimiento se desenterraron otros trece cuerpos de bebés. Cuatro de estos cuerpos se enviaron a Miami. Sus dataciones demuestran que son mucho más antiguos que los mayores ya citados. El carbono catorce los sitúa a uno de ellos entre los años 60 y 215, otro entre el 25 y el 130, y los demás entre los años 40 y 85 y entre el 60 y el 215. La evaluación de los arqueólogos es que se trata de dos zonas de enterramientos distintas.

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, aseguró ayer que las excavaciones en el yacimiento de A Lanzada se retomarán en los próximos días y finalizarán el día 30.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un cortafuegos en Castroagudín destrozó parte del castro de A Xaiba