«Pódese aprender de todo tipo de música. Incluso do reggaeton»


No podemos evitar preguntarnos si, después de trabajar todo el día entre notas y partituras, entre arreglos musicales y ensayos, a Manu Conde le quedan ganas de escuchar música cuando se toma un respiro. «Encántame», dice rotundo. «Escoito todo tipo de música, porque penso que de toda se pode aprender. Incluso da que non che gusta». ¿También del reggaeton?. «Tamén do reggaeton», asevera.

«Abarco de todo», dice el músico valgués. Pero reconoce que nutre su espíritu, sobre todo, de música clásica. Y es que, a poco que prestes atención, encuentras los grandes compositores en todos lados. «Sobretodo no tema das bandas sonoras... Case todo ten ecos aos clásicos, de Wagner a Chaikovski. A fin de contas, todo está inspirado en algo. Ou, como dixo Carl Orff, todo o que non é tradición é un plaxio?».

Caminando sobre esa fina línea sobre la que deben moverse todos los autores, todos los artistas, el valgués Manu Conde sigue llenando su currículo de compositor de bandas sonoras. Lo abrió hace ya unos años, cuando puso la música a un corto de Manuel Abad, Contar. Y a partir de ahí no ha dejado de dar pasos, de componer las melodías que acompañan a los personajes de películas para televisión como O Tesouro o O bonito crime do carabineiro, o a los atribulados protagonistas de series como Serramoura (por esta música estuvo nominado dos veces a los Mestre Mateo) o Urxencia Cero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Pódese aprender de todo tipo de música. Incluso do reggaeton»