El local en el que se rinde culto a los más grandes de la música

El Miudo tiene un altar en honor a Lemmy; hoy será David Bowie quien le releve en ese lugar

En el altar que han hecho en honor al cantante de Mötorhead no falta de nada
En el altar que han hecho en honor al cantante de Mötorhead no falta de nada

Hay locales donde la verdadera gozadera está en los riffs, donde el rock aún importa y donde los camareros son tan guapos o tan feos como sus clientes. Incluso hablan con ellos. El Bar Miudo es uno de ellos. Un garito de los de verdad y que ahora tiene su propio altar en el que se rinde culto a los más grandes de la música.

Todo comenzó tras la muerta de Lemmy Kilmister, el líder de la mítica banda Motörhead. Lemmy era un auténtico ídolo para Nachete, el propietario del local y ahora de baja por un problema de salud. Su relevo tras la barra lo tomó Óscar Piñeiro, que fue quien lo organizó todo. Se enteraron que se retransmitía el funeral del músico por streaming y ya se montó. Compraron fotografías con las que decoraron el local y prepararon el altar con un par de cirios y, por supuesto, una botella de Jack Daniels para que quien quisiera se tomara un chupito en su honor. Allí sigue el altar. Hasta hoy, cuando Bowie tomará el relevo.

Documentales y conciertos

A estas alturas, lo de organizar homenajes ya se le da de maravilla a Óscar y hoy tiene montada toda una programación que no desmerece a la que se le pudiera ocurrir a cualquier técnico de cultura. Todo comenzará a las nueve de la noche, cuando empezarán las proyecciones. Se podrá ver un documental en el que Bowie hace versiones extrañas de sus temas y alguno de sus conciertos más legendarios.

Bowie era un personaje total. No solo por su música sino por todo lo que le rodeaba y en el Miudo son muy conscientes de que toca estar a la altura. Habrá un photocall en el que se podrá posar con caretas del Duque Blanco y, por supuesto, se rendirá homenaje a su alter ego Ziggy Stardust con varias boas. Para cerrar la fiesta habrá sesión de música con Miguel Eyré a los mandos. Además, el sorteo de un regalo sorpresa para quienes hayan compartido el cartel de la fiesta en el Facebook.

Todo esto está muy bien, pero el Miudo es un bar y algo habrá que beber. Y, evidentemente, esto lo tiene también planeado Óscar. Habrá Jack Daniels, por supuesto, porque el amigo Lemmy nunca pasará al olvido, pero se han preparado un par de bebidas especiales para la ocasión: un cóctel bautizado como Space Odissity y unos chupitos denominados Rebel Rebel Shot. De estos últimos conviene avisar que uno de sus componentes será el tabasco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El local en el que se rinde culto a los más grandes de la música