De la pintura relajante a la pintura con mucho arte

Susana Luaña Louzao
susana luaña VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Técnicos de la empresa farmacéutica Janssen pintan de forma altruista el pazo de A Laxe en colaboración con Lar.
Técnicos de la empresa farmacéutica Janssen pintan de forma altruista el pazo de A Laxe en colaboración con Lar. mónica ferreirós

Doce trabajadores de la farmacéutica Jannssen pintan de forma solidaria las instalaciones de la Fundación Lar

25 sep 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Daba gusto ver con qué rostro de felicidad y aspecto relajado realizaban sus labores los doce pintores que ayer cubrían de blanco las paredes del pazo de A Laxe, donde se ubican las instalaciones de Lar. Esa actitud tenía su secreto, y si es positivo ver a unos profesionales haciendo su trabajo con buen humor, más lo es saber que los que estaban pintando el pazo no eran profesionales. Bueno, sí lo eran, pero de la investigación. Lo de pintar el pazo lo hicieron en solidaridad con la fundación Lar. Son doce trabajadores de la empresa farmacéutica Janssen que, dentro de las actividades altruista de la propia empresa, decidieron dedicar dos días a la pintura del pazo. Su buena acción tuvo premio, porque por encima les acompañó el tiempo y ellos, que son en su mayoría de Madrid, pudieron disfrutar de dos jornadas en las Rías Baixas disfrutando de nuestra gastronomía y pintando tranquilos las nobles instalaciones bajo un agradable sol de septiembre, bajo la supervisión y el agradecimiento de la directora de la fundación, Amelia Varela.

Estrecha colaboración

Fue Ramón Frexes, director de Relaciones Institucionales de Janssen, el que explicó cómo había surgido tan curiosa iniciativa. «Estuvimos aquí hace unos meses para la presentación del programa Obrador, en el que colaboramos también con Lar, y que tiene como objetivo la inserción laboral de las personas con enfermedades mentales. Se seleccionó a catorce personas para un curso de panadería y al final se logró la contratación de tres. Fue entonces cuando nos llamó la atención lo hermoso que era el pazo, pero que estaba en mal estado. Amelia nos dijo que no tenían dinero para pintarlo y decidimos hacerlo nosotros. Hablamos con una empresa profesional, para que nos asesorase, y aquí estamos».

Campañas de Janssen

No surgió porque sí. La farmacéutica trabaja, entre otras campos, en la investigación de medicamentos para enfermedades mentales como la esquizofrenia. «Son enfermedades que no tienen cura -puntualizó Ramón Frexes- pero que con un buen tratamiento, el enfermo puede reinsertarse y llevar una vida normal. Pero la población, en su mayoría, no está sensibilizada, y eso era algo que ya le preocupaba a nuestro fundador. De ahí que uno de nuestros objetivos sea promover campañas de sensibilización para mejorar la vida y la salud de estas personas». Y si es en un marco incomparable como el pazo de A Laxe, en un día soleado y relajados pintando las paredes, los aleros y las rejas del edificio, no es de extrañar que los técnicos de la farmacéutica sonriesen y silbasen ayer entre brochazos.