Excitante pretemporada para afrontar siete días de «trekking» con final a casi 6.000 metros

la voz

A Araceli el montañismo la enganchó cuando estudiaba en Madrid y unos amigos la animaron a acompañarlos a la sierra. Lo suyo, de momento, es el trekking, no la escalada. Y trekking es lo que hará del 23 al 29 de septiembre en el Kilimanjaro, unos 40 kilómetros de caminata desde 3.000 metros de altura, para alcanzar los 5.896 al final de la aventura, en la que las seis intrépidas irán acompañadas de la ex gimnasta olímpica Almudena Cid, el cineasta Alberto López, que rodará un documental sobre el reto, y el ex baloncestista ourensano del Real Madrid Ismael Santos, reciclado a guía de montañismo.

Fue la charla telefónica con Santos, que debía dar a su vez su o.k. a Araceli, la que la convenció. «Díxenme, ?con este tío voume a calquera lado a subir?. Coa quimio perdes concentración; eu mesmo sufrín fobia social, porque me perdía nas conversas. Cando apareceu o Reto díxenme, ?téñome que recuperar xa?. Foi o disparo de saída para acabar de recuperarme», confiesa la arousana.

En mayo Araceli se probó en Os Ancares con el C.M. Pontevedra, subiendo dos 1.800. Buenas sensaciones. «A partir de aí púxenme en mans dos monitores do ximnasio de Fontecarmoa, que me fixeron un programa individualizado. Estou a facer unha pretempada», que incluye caminatas de hasta 35 kilómetros con cuestas empinadas. La próxima semana entrenará en los Pirineos con sus compañeras, con las que se verá cara a cara por primera vez, pero que «xa nos coñecemos sen coñecérmonos de nada. Somos unha familia»; con un propósito: «Chegar ao maior número de mulleres que pasaron, pasan ou poden pasar este trago, para que vexan que se pode facer vida normal, e o primordial que é engadir o deporte».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Excitante pretemporada para afrontar siete días de «trekking» con final a casi 6.000 metros