Fole lamenta que Varela no pacte con él y el próximo alcalde reitera que solo se aliará con la izquierda


Había ciertas expectativas en torno a la reunión que, por primera vez tras la jornada electoral, celebrarían Tomás Fole y Alberto Varela. Pues bien, ayer tuvo lugar el aguardado encuentro sin que, realmente, sucediese nada de relevancia. Tanto el alcalde saliente como el entrante explicaron que todo se dirimió en una conversación de unos minutos, en la que quedó clara la disposición mutua a colaborar en el traspaso de poderes a partir del pleno del sábado. Eso sí, cada uno de ellos valora de foma distinta su charla.

Así, Fole lamenta que su sucesor decline el pacto de estabilidad que, asegura, estaba dispuesto a ofrecer el PP «para evitar la incertidumbre que conllevará un estado de permanente negociación de acuerdos». Para él, quien pierde «son los ciudadanos, que tarde o temprano se verán abocados al desgobierno» y afirma que Varela argumentó su rechazo «en que debía respetar las directivas de su partido».

El número 1 del PSOE explica que lo que Fole llama «directivas de partido» no es sino la reflexión, manifestada desde el inicio de la campaña, de que la línea política del Partido Socialista «excluye pactos antinatura» y que sus interlocutores, en caso de configurar un gobierno de coalición, serán únicamente las formaciones de la izquierda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Fole lamenta que Varela no pacte con él y el próximo alcalde reitera que solo se aliará con la izquierda