«Mi implicación es total, tomaré posesión del acta y dejaré mi estabilidad laboral»

Aunque convencido de ganar la alcaldía, el aspirante del PSOE asegura que asumirá su compromiso incluso en la oposición


vilagarcía / la voz

No son tiempos fáciles para traer dinero a casa. Disponer de un puesto de trabajo estable, y hacerlo además en el seno de una institución pública como el Concello de Vilagarcía, supone lo más parecido que pueda encontrarse hoy en día a una red de seguridad en materia laboral. Por ello, sorprende la firmeza con la que Alberto Varela Paz (Vilagarcía, 1975) ha decidido poner en juego su cargo como asesor jurídico del departamento municipal de Urbanismo. Su apuesta por acudir a las primarias y liderar la candidatura del PSOE en el 2015, asegura el abogado vilagarciano, no tiene marcha atrás.

-¿Por qué ahora?

-Bueno, llevo tiempo participando activamente en todas las propuestas y tomas de decisión en el PSOE, pero es verdad que hasta ahora no había dado un paso al frente. Creo que en estos momentos, en los que la política está tan denostada, hacen falta personas, ideas y compromiso. Y mi compromiso con Vilagarcía y el partido es total. Sé que voy a aportar cosas.

-¿Por ejemplo?

-Hay tres ejes fundamentales. Blindar los servicios sociales es uno de ellos. Aprovechar nuestros recursos, nuestra situación geográfica, nuestras infraestructuras. Y es necesario atraer actividad económica dentro de nuestras competencias y herramientas. Tenemos un plan general en revisión, con él puedes disponer de suelo en zonas atractivas para las empresas. Habrá que ir a buscar esa inversión, convencerles de las bondades y el potencial de Vilagarcía. Lo que no puedes hacer es quedarte quieto. Si no tienes ideas, escucha a la gente. Todo menos quedarse parado.

-¿Es esa una referencia al gobierno de Fole? ¿Cómo valora su gestión en el Concello?

-Con todo el respeto, como ciudadano no puedo compartirla. Creo que no nos podemos amparar en la falta de dinero para justificar la falta de ideas. Hace falta un nuevo impulso político y tener claro el objetivo, adónde queremos ir. Un proyecto de verdad, no irnos quedando parados en cada pequeño asunto.

-¿Qué es lo que menos le ha gustado de esa labor?

-No es ningún secreto la cantidad de conflictos con los más diversos colectivos que Fole ha tenido a lo largo de estos años. Probablemente haya faltado capacidad de entendimiento con los ciudadanos.

-Derrotar al PP, sin embargo, no parece fácil. ¿Se ve liderando un gobierno de coalición?

-El PSOE siempre debe tener una vocación de mayoría y estamos convencidos de que el año que viene conseguiremos la mayoría suficiente para gobernar en solitario. Si después son necesarios los pactos, lo veremos. Evidentemente, seríamos afines a un pacto con el resto de la izquierda.

-Bien, pero la izquierda apunta a una elevada fragmentación. ¿Teme ese escenario?

-Me alegro de que los ciudadanos canalicen su descontento a través de la política. Los ciudadanos debemos participar, y más en el caso de los partidos de izquierda. Pero el PSOE no le puede tener miedo ni a escenarios ni a ninguna otra formación.

-¿Se ve pactando, por ejemplo, con AGE y Juan Fajardo?

-Si llegado el momento eso es lo que deciden los ciudadanos, hablaré con Juan Fajardo, con el BNG y con el resto de candidatos que se presenten. Pero de momento eso es política ficción.

-¿Incluso si el PSOE no fuese la fuerza de izquierda más votada?

-El PSOE tiene esa vocación de gobernar, y de hacerlo además en solitario. Pero si es necesario que los partidos de izquierda se sienten a hablar de una posible coalición se hará. Son los ciudadanos los que definirán con su voto la posición de cada uno.

-¿Qué hay de los vaivenes internos que ha sufrido el PSOE?

-Yo buscaré que todos los compañeros me den su apoyo en septiembre para liderar el proyecto. Parece que siempre estemos divididos, pero tengo una buena relación con todo el mundo. Hablaré con cada uno de los militantes para conseguir su apoyo. Sean de un sector o de otro.

-La referencia del sector crítico es obvia, Javier Gago. ¿Qué relación mantiene con él?

-Además de considerar que fue un muy buen alcalde, mi relación con él es magnífica. Llegué a trabajar con él en una breve etapa en la que todavía gobernaba.

-Sin embargo, no es un activo al que su partido haya recurrido tras dejar la alcaldía. ¿Contará usted con él y con su gente?

-No puedo hablar por todos los compañeros, pero sí por mí como militante. Javier Gago contribuyó a la transformación de esta ciudad. Hay que recordar todas las cosas que se consiguieron con los gobiernos de Javier. El auditorio, servicios básicos, las redes de saneamiento, el polideportivo de Fontecarmoa, la piscina... Creo que todo el mundo es consciente de ello.

-Hay históricos militantes que incluso han dejado el partido...

-Insisto. Intentaré hablar con cada uno de los compañeros y militantes, simpatizantes o exmilitantes. A cualquiera que tenga un sentimiento de izquierdas y una vocación progresista trataré de convencerlo para que se sume.

-¿Y qué sucederá si se presenta una alternativa a las primarias?

-Si algún otro militante se ve con la fuerza y la capacidad, en el PSOE estamos acostumbrados a debatir. Acabamos de demostrarlo con la elección del secretario general, y las decisiones deben adoptarse a través del voto de los militantes.

-Supongamos que sale elegido. El acta será incompatible con su puesto de trabajo en el Concello.

-Es un riesgo que valoré y asumí. Sé que voy a dejar una situación de estabilidad laboral. Pero no me quedaría tranquilo si por hacer primar mi estabilidad laboral dejase de dar un paso al frente cuando creo que debo hacerlo.

-¿Aunque sea en la oposición?

-Mi implicación es total, así que tomaré posesión del acta. Mi compromiso es el mismo, no depende de estar en el gobierno o en la oposición. Esa posición la decidirán los ciudadanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

«Mi implicación es total, tomaré posesión del acta y dejaré mi estabilidad laboral»