Las AMPA critican la discriminación de los alumnos de educación especial

Denuncian que los cheques para libros no cubren sus necesidades

Las asociaciones de padres de toda la comarca lucharán unidas para solventar el problema.
Las asociaciones de padres de toda la comarca lucharán unidas para solventar el problema.

vilagarcía / la voz

La nueva orden para acceder a las ayudas de los libros de texto ya no permite que los padres compren con ellas material escolar. Los cheques a los que pueden acceder quienes no superen unos determinados ingresos solo pueden ser canjeados en las librerías por libros de texto. Una decisión de la Xunta más o menos controvertida pero que, a fin de cuentas, cubría la principal demanda de las familias, la de ahorrarse en parte o en su totalidad el gasto de los manuales obligatorios. Sin embargo, esa normativa que ya afecta a los tramos de educación básica para el próximo curso ha creado un profundo malestar entre las asociaciones de padres de alumnos, y sobre todo, entre aquellos progenitores que tienen hijos con necesidades especiales escolarizados en centros públicos ordinarios. Según denunciaron ayer en una rueda de prensa a la que acudió una amplia representación de padres de toda la comarca, esos niños no tienen acceso a los libros gratuitos.

La orden de la Xunta dice lo siguiente: «O alumnado matriculado en educación especial, así como aquel que teña recoñecida unha discapacidade igual ou superior ao 65 % poderá adquirir os libros, material didáctico e complementario que o centro docente determine en cada caso». Los padres entienden que quedan fuera aquellos alumnos que, o bien no están matriculados en un centro de educación especial, o tienen un grado de minusvalía muy alto. Juan Carlos Ameixeiras, representante de la Coordinadora de ANPAs do Salnés, dice que es una clara discriminación para con un colectivo al que la Constitución le reconoce el derecho a tener una educación igualitaria y, por supuesto, en un centro público. «Din que poden estar escolarizados nun centro de educación especial, pero iso implica a súa exclusión».

En la comparecencia habló Nicole Rial, presidenta del ANPA de Santo Tomé y madre de una alumna afectada: «Nadie me niega la subvención, pero mi hija no utiliza esos libros. Puedo pedir el cheque y cogerlos en la librería, pero no le valen para nada». Mar Vieites, de Por Dereito, reivindicó el derecho de su hijo a estar escolarizado en un centro público en las mismas condiciones que los demás: «Nos dicen que no hemos asimilado el trastorno de nuestros hijos, pero no es cierto; vemos sus limitaciones y sus dificultades, pero también sus posibilidades. Que no le llamen crisis, que le llamen discriminación», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las AMPA critican la discriminación de los alumnos de educación especial