El juzgado investiga supuestas ilegalidades urbanísticas en O Terrón

Las diligencias se abren contra un hotel-cámping a instancias de un particular


vilanova / la voz

El urbanismo en la zona de O Terrón (Vilanova) siempre fue complicado. A partir de los años ochenta empezaron a surgir cámpings, hoteles y viviendas sin que se aplicara una normativa uniforme, o simplemente sin aplicarla, sumiendo a esta zona de playas en un caos urbanístico. Ángeles Durán López acaba de emprender su particular batalla contra las supuestas ilegalidades presentando sendas denuncias en relación a varias construcciones ubicadas en la zona: el hotel y el cámping Arco Iris y el centro comercial Eroski.

El primer caso está ya en manos de los juzgados, toda vez que el número dos de Vilagarcía acaba de admitir a trámite la denuncia en cuestión. Ángeles Durán afirma que en el hotel y el cámping se están haciendo «desde hace años continuas obras presuntamente ilegales, sin las preceptivas licencias para la realización de las mismas, con la más total y absoluta impunidad».

Añade la denunciante «que prácticamente todas las edificaciones construidas, así como las que pudieran encontrarse en construcción, incumplen de forma manifiesta con las disposiciones de las Normas Subsidiarias así como con la Ley de Costas, sin perjuicio de otros incumplimientos en materia de Industria, Medio Ambiente, etcétera».

Vía administrativa

Ángeles Durán alude a un supuesto exceso de alturas en el hotel, a las obras del ascensor, de la piscina, de casas prefabricadas y un cierre de bloques en el cámping «manifiestamente ilegal e ilegalizable». La denunciante también se ha dirigido a la dirección provincial de Costas y a la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística de la Xunta con el fin de que investiguen los hechos.

La segunda denuncia afecta al centro comercial Eroski y ha sido presentada en la Axencia da Legalidade Urbanística. Ángeles Durán alude a la normativa vigente y concluye que «resulta pues legalmente imposible que el centro pudiese haber obtenido las correspondientes licencias y permisos por parte del Concello». En consecuencia, pide que se ordene el derribo de la nave «sin perjuicio de las correspondientes sanciones a que hubiera lugar» y que se suspenda la actividad y se precinte el centro.

Por un mundo sin corrupción

¿Por qué una mujer que no es de Vilanova, ni siquiera de la comarca, emprende esta ofensiva en O Terrón? Ángeles Durán explica que lo hace por responsabilidad y que no es nueva en estas lides. Desde una asociación que creó para luchar contra la corrupción, dice, ha presentado ya varias denuncias que han acabado en juicio. «Si todo el mundo actuara así, mejor nos iría. Tendríamos un mundo menos corrupto», explica. Y dice más. «Al alcalde [Gonzalo Durán] lo voy a sentar en el banquillo».

Preguntado al respecto, el regidor vilanovés quiso dejar claro que no hay ninguna denuncia contra él. En cuanto al propietario del Arco Iris, dijo tener conocimiento de esta denuncia a través de este diario, no ocultó su perplejidad ante la noticia y declinó, de momento, hacer valoraciones al respecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El juzgado investiga supuestas ilegalidades urbanísticas en O Terrón