Lazareto recibe a pedradas a un vigilante de la cofradía de Carril

La tensión volvió a estallar al no poder los furtivos trabajar en Malveiras

Algunos de los «lazaretos» tiraron piedras a la lancha de vigilancia en cuanto asomó.
Algunos de los «lazaretos» tiraron piedras a la lancha de vigilancia en cuanto asomó.

vilagarcía / la voz

«Imos seguir indo todos os días. Imos seguir reclamando o noso dereito a traballar». La frase es de Salvador Ribadomar, el presidente de Lazareto. El colectivo del que es voz cantante volvió a protagonizar ayer una algarada en el puerto de Carril y en la balaustrada que se extiende sobre el mar y los parques de cultivo. El motivo fue, de nuevo, la intervención del servicio de Gardacostas, cuyos agentes impidieron que una veintena de furtivos consumasen, por segundo día consecutivo, la «toma de posesión» de As Malveiras.

Los lazaretos, así se autodenominan, decidieron obedecer las órdenes dadas por los efectivos de Gardacostas. «¿Que iamos facer? Non estamos para pagar multas», gritaba una de las integrantes de la abortada expedición en el puerto de Carril. Allí permanecieron, durante un buen rato, los furtivos frustrados, a la espera de que regresase a puerto uno de los vigilantes de la cofradía al que consideraban responsable de haber alertado a los servicios de vigilancia de la Xunta.

Cuando la embarcación con este profesional a bordo se acercó al muelle, fue recibida con gritos, amenazas y pedradas. «Ven, ven aquí que te vou fundir a cabeza», decían algunos de los que esperaban en el muelle. El vigilante se fue por donde había venido, sin echar pie a tierra, quizás para evitar un conflicto mayor. Curiosamente su coche, aparcado en el muelle, apareció destrozado. «Nós non sabemos nada. Lazareto está en contra de calquera tipo de acto violento e reprobamos calquera feito dese estilo», asegura Ribadomar, el presidente de la asociación.

Escrache

Después de la concentración en el muelle, los integrantes de Lazareto se trasladaron a la plaza de A Liberdade, cerca de donde tiene su vivienda la presidenta de la agrupación de marisqueo a flote. Y es que a Pilar Acosta también la responsabilizan los furtivos de azuzar a los servicios de vigilancia en su contra.

Para hoy, los furtivos anuncian nuevos intentos por mariscar en Malveiras. Y, si no lo logran, nuevas movilizaciones. En qué consistirán aún está por determinar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Lazareto recibe a pedradas a un vigilante de la cofradía de Carril