Centenares de personas protestan por el cierre del Culler de Pau

Cocineros del Grupo Nove arropan a Olleros en la protesta de O Grove


O Grove

Unas quinientas personas, armadas con «culleres de pau», tomaron la plaza de O Corgo para exigir la reapertura inmediata del restaurante que dirige el cocinero grovense Javi Olleros. «Hai veces que é un orgullo ser meco», dijo para abrir el acto Nano Besada, portavoz del grupo de apoyo al Culler de Pau creado tras el cierre de este local, decretado por el Concello de O Grove a causa de una serie de problemas urbanísticos. Vecinos, amigos y cocineros de toda Galicia arroparon al chef grovense, que no pudo contener la emoción ante las muestras de cariño recibidas.

«Un día vimos unha estrela que baixou e se pousou no Grove. Dende esa, O Grove ten máis brillo que nunca. Eres a nosa estrela, non te apagues, Javi». Adelina, en representación de los proveedores y trabajadores del restaurante de San Vicente, resumió con estas palabras el sentir de muchos de los presentes en la concentración celebrada ayer noche a las puertas del Concello. Habló también Javier Campaña, dando voz a los vecinos de O Grove. «Mandamos á xente que quere traballar para casa, non hai dereito», sentenció. «Imos ser mecos de verdade e a defender ao noso pobo», dijo entre aplausos y vítores de todos los presentes. Se refirió también al responsable de toda esta situación. «Non queremos Miniños, queremos persoas».

Su intervención dio paso a la de Pepe Solla, que habló en representación del Grupo Nove. Emocionado y nervioso, alabó la labor de Olleros en el Culler de Pau y dijo: «Javi está chamado a ser un dos grandes dos nosos tempos. Incluso o máis grande. Quero que Culler de Pau viva onde naceu». Por eso, pidió a quien corresponda que este restaurante «siga adiante en Reboredo». «Hoxe todos somos Culler de Pau, e estamos orgullosos». Por último, una vecina fue la encargada de leer el discurso que envió el periodista Gonzo y en el que este ironizaba con que además de cerrar el restaurante de Reboredo, O Grove debería asfaltar A Lanzada y erradicar la Festa do Marisco.

Visiblemente emocionado por todas estas muestras de afecto, tomó la palabra Javier Olleros. «Síntome orgulloso de pertencer a este pobo. Se Culler de Pau ten sentido, é porque está no Grove». Agradeció una y mil veces las muestras de apoyo recibidas y deseó que su local sirva de altavoz para otra gente que está viviendo los mismos problemas y a la que no se le escucha. «Está na nosa man cambiar as cousas», concluyó el chef.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Centenares de personas protestan por el cierre del Culler de Pau