Fuerzan un coche para sofocar un fuego que solo era vapor de agua

El Concello de Vilagarcía reconoce el error e indemnizará al propietario


vilagarcía / la voz

El pasado 2 de octubre, el grupo de emergencias de Vilagarcía recibió una llamada de Conde Vallellano avisando de que un coche aparcado en la calzada estaba a punto de arder. Protección Civil se desplazó de inmediato al lugar y comprobó que el coche echaba humo por el motor y por las ruedas. Trataron de localizar al propietario pero no lo consiguieron. Entonces rompieron el cristal de una ventanilla para abrir el capó, pero tampoco fue posible. Tuvieron que romper también el otro cristal para, por fin, entrar en el coche, abrir el capó y echar espuma para evitar que el vehículo se incendiase realmente y que afectase a otros que había aparcados cerca.

Podría haber sido una actuación más de las muchas que tienen que hacer los equipos de emergencias. Pero las cosas se complicaron cuando el dueño del vehículo, Argentino Rial Eidón, denunció ante las dependencias municipales, y también ante el juzgado, que había llevado al coche al taller y que no había tenido ninguna avería, que el humo que salía no era más que vapor de agua, porque el motor estaba caliente y con la lluvia, el agua se evaporó.

El dueño, que no tiene trabajo y vive con los 499 euros que cobra del Risga, tuvo que pagarse los cristales de las ventanillas, otros daños ocasionados en el vehículo y el importe de la retirada del coche del depósito municipal. Si todo ello le provocó no pocos disgustos, su malestar fue a mayores cuando, unos días después, siendo sábado, le llevaron el coche de la zona del mercado, según él, antes de la hora oficial de retirada. Y hace unos días volvió a pasarle algo parecido. Tenía el coche aparcado en el mercado, en una zona que no estaba ocupada, y de nuevo se lo llevó la grúa. «E levaron unicamente o meu; alí había outros aparcados e os deixaron estar». Por todo ello, Argentino se siente perseguido por las autoridades locales.

En lo del incendio acabaron dándole la razón. De hecho, la junta de gobierno local acordó el pasado día 18 estimar la reclamación del conductor e indemnizarlo con 465,59 euros, la cantidad que tuvo que gastar Argentino Rial. En el acuerdo del gobierno local se reconoce que «estando o vehículo con matrícula PO-4327-AL quente e entrando auga pola reixa do motor, confundiron o fume da auga que caía do motor cun incendio, rompéndolle primeiro a ventá de atrás e logo, ao non poder abrilo, a do condutor».

Ayer, fuentes del Concello se pronunciaban en los mismos términos y aclaraban que, ante el riesgo de que en efecto se tratase de de humo y ante la imposibilidad de localizar al propietario, se optó por romper los cristales por precaución. En todo caso, y dada la difícil situación económica del conductor, el caso se tramitó con urgencia y hoy mismo -así lo aseguraron ayer- recibirá la indemnización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Fuerzan un coche para sofocar un fuego que solo era vapor de agua