Vilagarcía / La Voz

Ni el escrito remitido por la junta de gobierno del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia ni la campaña emprendida a través de Internet, que cuenta ya con dos centenares de firmas, modificarán la voluntad del bipartito conservador de Vilagarcía. Así lo aclaró ayer el alcalde de la ciudad, el popular Tomás Fole, quien anunció que no frenará el proceso de descatalogación de la conocida como vivienda de Becerra, uno de los escasos ejemplos arquitectónicos del primer Movimiento Moderno que sobreviven en Galicia.

«Respeto la opinión del colegio de arquitectos, pero aquí se ha dado la opinión de una oficina técnica en la que también hay arquitectos y entiendo que hay temas que van a la comisión de patrimonio y que las discrepancias están ahí», argumentó Fole para aventurar que, tal vez, «el colegio quizás no haya tenido en cuenta factores políticos, sociales y económicos, ni la repercusión urbanística o de utilidad para el Concello». Su respuesta definitiva: «No».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Concello desecha las peticiones en defensa de la antigua casa de Becerra