Fredi Bea rectifica su polémica ordenanza y cambia el artículo que prohibía el nudismo

El edil remitió ayer el nuevo texto a la Federación Española de Naturistas

m. Alfonso
vilagarcía / la voz

El gobierno local de O Grove ha modificado el borrador de la ordenanza de playas que pretende aprobar en el próximo pleno. Y lo ha hecho para eliminar el artículo 6-B, en el que se prohibía la práctica del nudismo en las playas de la localidad. De estar proscrita en los arenales, se pasa al extremo opuesto, y el Concello se compromete en la nueva redacción, tal y como anunció Fredi Bea a través de las redes sociales el pasado sábado, a promocionar el naturismo en los circuitos nacionales e internacionales.

El edil comunicó ayer la noticia al presidente de la Federación Española de Naturismo, Ismael Rodrigo. Este lo había llamado por teléfono para exponerle que en la ordenanza, en lo que a nudismo se refiere, el Concello se estaba arrogando unas competencias que no tiene. «Me dijo que se alegraba mucho de mi llamada, que en los últimos días ya había sido advertido de la situación y que ya se había modificado el texto», explicaba ayer Ismael Rodrigo. La organización que preside «ya estaba preparando las alegaciones al documento», pero estas, «afortunadamente parece que no van a ser necesarias».

En el proceso de revisión y copia de otras ordenanzas de playas, al Concello de O Grove le pasó inadvertido que la prohibición del nudismo atenta contra derecho. Es así, según explica la FEN en las alegaciones presentadas a textos similares, desde finales de los ochenta, cuando se modificó el código penal eliminando «obsoletos artículos sobre el escándalo público». «Esta modificación dejó claro que el Estado carecía de potestad para intervenir en la vestimenta de los ciudadanos, por lo que la Ley de Costas hubo de ser modificada suprimiendo la facultad de la ?policía de moralidad? que hasta entonces había delegado en los ayuntamientos» y que se encargaba de perseguir a quienes optaban por bañarse desnudos. Desde entonces, diversas sentencias han ratificado una y otra vez la incapacidad legal de los concellos para regular esa cuestión.

Todos estas cuestiones pasaron completamente desapercibidas al gobierno local de O Grove en la redacción inicial de la ordenanza de playas. En ese documento, la práctica del nudismo era calificada como una infracción leve, y como tal estaba penada con multas que podían oscilar entre los 60 y los 300 euros. «Una victoria de la FEN»

Sin embargo, todas estas aristas de irregularidad parecen haber sido corregidas a tiempo, y de eso se congratula Ismael Rodrigo. Este se mostró ayer confiado en la «buena voluntad» del concejal delegado, «quien me ha reconocido que no pueden prohibir el nudismo e incluso ha hablado de la posibilidad de señalizar algunas áreas como espacios de tradición naturista con fin promocional». En su blog, además, el presidente de la Federación Española de Naturismo señalaba lo ocurrido en O Grove como «una victoria más de la Federación Española de Naturismo en su lucha contra la criminalización de la desnudez», a la par que agradecía al concejal galeguista la diligencia demostrada a la hora de enmendar su error inicial en este asunto.

Una modificación del Código Penal en los 80 acabó con la «policía de moralidad»

Votación
5 votos

Fredi Bea rectifica su polémica ordenanza y cambia el artículo que prohibía el nudismo