El antiguo restaurante La Sirena de Vilanova cae bajo la piqueta tras años de litigios

la voz

El restaurante La Sirena (Vilanova) ya es historia. La pala se presentó ayer en As Sinas para empezar a tirar las paredes que durante décadas arroparon banquetes y fiestas de vecinos de Vilanova y del resto de la comarca. La Sirena se tira porque los juzgados dictaminaron que el cuerpo principal del edificio ocupa terrenos municipales y el Concello quiere disponer de ellos. El gobierno local todavía no ha definido qué uso le va a dar a esta parcela a pie de playa que queda baldía. A corto plazo se habilitará como zona de esparcimiento pero no se prevé hacer grandes inversiones dada la precaria situación de las arcas municipales.

El derribo de la Sirena es el último capítulo, que no el definitivo, del conflicto judicial que mantienen sus antiguos propietarios -la comunidad de bienes Alfonso Leiro- con el Concello, conflicto que tiene también ramificaciones políticas dada la condición de portavoz del BNG de una de los propietarios: Carmela Alfonso Leiro.

La demolición está siendo ejecutado por una empresa contratada por el Concello con cargo a la partida de 30.500 euros que tuvo que abonar la familia Alfonso. Los trabajos de desmantelamiento del edificio comenzaron hace días por la carpintería exterior y el tejado y se espera que terminen a lo largo de la próxima semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El antiguo restaurante La Sirena de Vilanova cae bajo la piqueta tras años de litigios