El BNG de Vilagarcía advierte a Fole de que no se dejará domesticar pese a la destitución en el Puerto

Villaronga reprocha al alcalde que la gestión municipal consista en «cargar contra todos e votar contra todo»

Villaronga fue arropada por sus dos compañeros de grupo.
Villaronga fue arropada por sus dos compañeros de grupo.

vilagarcía / la voz

El anuncio de su destitución como consejera de representación municipal en la Autoridad Portuaria es un mensaje que María Villaronga, portavoz del BNG en Vilagarcía, interpreta en clave de «castigo» y «represión» por parte del alcalde, el popular Tomás Fole. Acompañada por sus dos compañeros en el grupo nacionalista, Xabier Ríos y Helena Mariño, Villaronga aseguró ayer que reacciones como esta, «que en absoluto se apoian en datos obxectivos e si en mentiras» no conseguirán «domesticar» ni a ella ni a la formación política a la que da voz. «Non imos pasar polo aro do PP porque somos a noite e o día», advirtió la concejala vilagarciana.

Entre las «mentiras» que los nacionalistas atribuyen al regidor conservador se encuentra la acusación de no trabajar en beneficio del interés colectivo. Como prueba, Villaronga cita las propuestas planteadas por el BNG en materias como la defensa de la sanidad pública y de la educación, el fomento del empleo, el mantenimiento de puestos de trabajo, con los casos de Alfageme y Cuca como muestras más reciente, o la denuncia de la pérdida de poder de los trabajadores públicos, los desahucios y el drama inducido de las preferentes.

«O PP -subraya la portavoz del grupo nacionalista- votou en contra de todas; cada iniciativa do BNG era un voto do non por parte do goberno local».

«Unha cortina de fume»

En opinión de los concejales del Bloque, la destitución de Villaronga responde, únicamente, «á intención de crear unha cortina de fume coa que o alcalde pretende agachar a súa propia inoperancia». Así, Villaronga asegura no dar crédito a lo que considera «unha política de cargar contra todo, contra os comerciantes co alumeado, contra a xente que loita polo emprego, cargar contra todo o mundo».

En definitiva, los nacionalistas quieren advertir al bipartito conservador de que «non vai impedir que o BNG fiscalice a súa política, tanto no Porto como en calquera outro ámbito». Por lo demás, la portavoz del grupo municipal entiende que Fole ha cambiado radicalmente de actitud «dende que comprou a maioría absoluta ao concelleiro de Ivil», abandonando entonces, afirma, «ese falso diálogo».

Un cese por vía telefónica

En cuanto a la forma en la que Ravella le comunicó su inminente destitución -se sustanciará en el pleno del miércoles-, María Villaronga desvela que se realizó a través de una llamada telefónica «que nin sequera fixo o propio alcalde». Su contertulia fue la concejala de Deportes y Servizos Sociais, Elena Suárez, quien le informó de que uno de los dos vocales portuarios, ambos de la oposición, iba a ser sustituido por un miembro del gobierno local. «¿Estasme dicindo que me ides substituír?», relata la portavoz del BNG. «Sí», afirma que le respondió la edil del PP.

«Fole fala dun pacto de cabaleiros, pero o único cabaleiro que chegou a ese acordo foi Castro Ratón»

María Villaronga

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El BNG de Vilagarcía advierte a Fole de que no se dejará domesticar pese a la destitución en el Puerto