El mercado acoge con entusiasmo la vieira de la ría

Tras ser eviscerado por la mañana, el producto salió a la venta por la tarde

Evisceración de la vieira

vilagarcía / la voz

La de ayer fue una jornada intensa para Mar Ambroa y, en general, para todos los que forman la familia de Porto de Cambados. La empresa creada por la cofradía para comercializar vieira pasó ayer su primer examen de la campaña de Navidad, y lo pasó con éxito. Pasadas 24 horas de la captura de los primeros 3.500 kilos de producto, ayer por la mañana las piezas de este delicado manjar fueron sacadas de los pilones de depuración en los que se encontraban y fueron evisceradas por las manos expertas de una veintena de mujeres. Fue el suyo un trabajo rápido y eficaz, que permitió que, a partir de las cuatro y media de la tarde, se empezasen a atender los pedidos recibidos.

Y fueron bastantes. Ya de buena mañana, quienes conocen bien Cambados y los entresijos de la cofradía se acercaron a Veiro -la nave en la que se realiza la evisceración- para saber cuándo se podía comprar vieira. «Es que tengo unos amigos de O Grove muy interesados», se justificaba uno de los curiosos que se acercaron por la nave, situada en Tragove. Mar Ambroa señalaba ayer que a estos clientes a pequeña escala «intentaremos servirles», pero que la prioridad de Porto de Cambados está en las cadenas de distribución que ya ayer dispersaron la vieira fresca gallega por todo el país. Desde Madrid a Barcelona. Desde Santander a La Rioja. «La verdad, no nos podemos quejar de cómo está yendo el primer día; estamos muy contentos», argumenta Ambroa. Mucha vieira se ha ido fuera de Galicia. Pero mucha otra no ha cruzado el Padornelo y se ha repartido por toda Galicia. Y hay, también, la que se ha quedado aquí mismo para dar gusto a los paladares arousanos, quizás los más expertos de todos a la hora de catar este marisco delicado. La vieira estará hoy disponible tanto en las plazas como en los mercados y solo las piezas que lleven la identificación de Porto de Cambados pueden ser adquiridas con la seguridad de que se está pagando por producto gallego en perfectas condiciones sanitarias.

Los mariscadores aguardan, esperanzados, a que los mercados sean exigentes y que reclamen una cantidad cada vez mayor de vieira. Eso permitiría a la cofradía elevar los topes de capturas, fijados en 25 kilos por tripulante. Pero esa medida no se puede tomar a la ligera, y por eso la gerente de Porto de Cambados prefiere dejar madurar las cosas antes de tomar decisiones que podrían tener efectos secundarios sobre el sector.

Pero además de esperar que aumenten los topes de captura, los mariscadores aguardan también a que los resultados permitan abrir la zona 4.1 de la ría de Arousa. Un espacio al que se han realizado trasvases de vieira y en el que se espera, por tanto, abundancia de marisco. Y del de más tamaño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El mercado acoge con entusiasmo la vieira de la ría